Propuestas para mejorar el servicio de emergencia en carretera

Los minutos que transcurren desde que sucede un accidente hasta que los heridos llegan a un centro sanitario son cruciales y en muchos casos, cuando el siniestro acaecido es de gran magnitud, determinarán el futuro de la víctima. El tiempo es oro cuando nos referimos a un accidente y esto lo saben muy bien equipos de rescate, personal de urgencias, conductores de ambulancias…, que trabajan contrarreloj ante este tipo de eventualidades. Por eso, y con el objetivo de facilitar el trabajo a estos profesionales, se habilitan fórmulas para reducir los tiempos de llegada y el traslado de las víctimas hasta un hospital, por ejemplo, a través de los denominados “corredores de emergencia”, un protocolo que habilita un carril destinado en exclusiva a equipos de urgencia y que a pesar de su implantación en otros países, no es una realidad en España

Aquí, por el momento, hemos habilitado hábitos de conducta, como por ejemplo, el paso preferente de un vehículo prioritario como puede ser un camión de bomberos, una ambulancia o coches de policía. Se trata de evitar contratiempos a quienes acuden a un rescate o aquellos vehículos que realizan el traslado de víctimas del lugar del siniestro a un centro sanitario. Sin embargo, muchas veces este tipo de prácticas no son suficientes y en ocasiones, no sirven de nada, ya sea porque el tráfico es demasiado denso como para apartarse a un lado de la vía y que pueda pasar una ambulancia, o porque un camión ha hecho “la tijera” en medio de la carretera y es imposible continuar por esa vía en la correcta dirección.

Desde Rastreator te pedimos prudencia al volante y responsabilidad en la carretera, tu ayuda podría elevar las probabilidades de supervivencia de un herido en accidente de tráfico hasta en un 40 %. Si piensas en contratar un seguro de coche, piensa también en practicar un comportamiento ejemplar en la vía, así también estarás contribuyendo a salvar vidas.

El denominado “corredor de emergencia” es obligatorio en países de Europa como Alemania o República Checa. Se trata de uno o varios carriles que todo conductor ha de dejar libre para ceder el paso a equipos de emergencia y de estandarizar el comportamiento de todos los conductores y evitar que, por ejemplo, una ambulancia tenga que dar bandazos de un lado a otro de la vía para sortear a los vehículos porque unos le ceden el paso a su izquierda y otros a su derecha.

¿Y de qué forma se ha homogeneizado este comportamiento vial? Pues bien, si la carretera dispone de dos carriles en el mismo sentido, los vehículos del carril izquierdo han de apartarse a la izquierda y los del carril derecho, a la derecha, dejando el denominado “corredor de emergencia” entre ambos. Si la vía cuenta con tres carriles en el mismo sentido, los vehículos del carril izquierdo deben colocarse a la izquierda, mientras que los vehículos del resto de carriles, deben hacerlo a la derecha.

Como puede observarse, se trata de una medida muy simple que sin embargo, bien orquestada, asegura una vía libre para los vehículos de emergencia y el tráfico fluido y ordenado en el resto de la vía.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...