¿Qué hacer cuando tenemos un accidente?

¿Cuántas veces has pasado por una carretera y has visto a dos conductores en litigio al lado de sus coches sobre quién es el responsable del accidente? Y seguro que en ese momento sientes una sensación de alivio al pensar: “qué suerte que no me ha tocado a mí”. Es una reacción inevitable y en la mayoría de los casos no es por las posibles secuelas físicas, que casi siempre son mínimas, en realidad es por arreglar los papeles y la consecuente burocracia que se aplica a estos casos.

Tranquilo, tener un accidente de tráfico es muy habitual, y esa circunstancia se va a repetir seguramente más de una vez en tu vida, así que, te vamos a dar unos cuantos consejos de como debes actuar.

En primer lugar, preocúpate de tu estado físico, el de tus acompañantes y el de los ocupantes del otro vehículo. No salgas de tu coche sin antes asegurarte de que no tienes riesgo de sufrir un atropellamiento, y no olvides ponerte tu chaleco reflectante. Una vez fuera del coche, tendrás un primer contacto con el otro afectado. Mantén la calma, da igual de quién haya sido la culpa el accidente, ya ha sucedido, enfadarse y gritar no sirven para nada.

Realiza una primera valoración de daños y si es posible, usa una cámara de fotos (hoy en día casi todos los móviles tienen una), fotografía la situación de los coches, los daños y la matrícula del otro implicado. Llamar a la Guardia Civil de Tráfico o a la policía es una buena opción cuando no hay acuerdo sobre la culpa del accidente, además, os ayudarán a tramitar la incidencia.

También puedes recurrir a tu compañía aseguradora. Con una sola llamada, ellos te darán asistencia telefónica y te ayudarán a completar los datos necesarios para la tramitación del siniestro. Además, si tu vehículo necesita ser remolcado, llamarán a una grúa para que lo lleven donde tú quieras, ya sea a un taller o a tu domicilio.

Tendrás que tomar los datos del otro implicado, pídele el DNI físicamente o carnet de conducir para tomar sus datos, así como la póliza del seguro de coche para tomar el número y el nombre de la compañía. También es altamente recomendable que le pidas su número de teléfono y a ser posible, que te haga una llamada perdida al tuyo para verificarlo.

Anota los datos de su vehículo: marca, modelo, color matrícula, y la hora exacta del accidente, así como la dirección en la que circulabais.

Cuando en un accidente no existen daños físicos y se reducen a los de carácter material, debemos valorar y pensar que solo es el vehículo el dañado y que lo verdaderamente importante es quién viaja dentro de ellos.

Una vez hemos realizado correctamente todos estos pasos, son las compañías de seguros las que toman las riendas del asunto. Además, si tienes contratada la póliza con coche de sustitución, tendrás derecho a un automóvil de préstamo hasta la reparación de tu vehículo.

A nadie le gusta tener un accidente, pero no podemos ignorar el riesgo, debemos estar preparados para saber qué hacer cuando seamos nosotros los que estemos implicados.

Busca en Rastreator.com y compara entre más de 30 aseguradoras.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...