Qué se entiende por vehículo clásico

Un vehículo histórico o más popularmente denominado “clásico” es aquél que ha cumplido 25 años desde que se construyó, desde que se matriculó por primera vez si no se conoce el primer dato o, en su defecto, desde la fecha en que el correspondiente tipo o variante se dejó de fabricar. Así lo establece el Real Decreto de 1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos.

Además, de la constatación de su angüedad, para considerarse vehículo histórico, éste debe respetar estrictamente su diseño original, es decir, que sus piezas constitutivas deberán haber sido fabricadas en el período de producción normal del tipo o variante de que se trate.

También son vehículos históricos los incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarados bienes de interés cultural, así como los que revistan un interés especial por haber pertenecido a alguna personalidad relevante o intervenido en algún acontecimiento histórico.

Igualmente están integrados en esta denominación los vehículos de colección, entendiéndose éstos los que tienen una características especiales o algún tipo de singularidad.

Los vehículos clásicos tendrán que cumplir unas condiciones especiales -entre ellas un permiso de circulación diferente- para su utilización, una vez inscritos en el organismo competente de su comunidad autónoma y pasados los exámenes técnicos oportunos, además, por supuesto, de que contar con el seguro de coche adecuado.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...