Radares de tramo

Los radares de tramo miden la velocidad de un coche en función de cuánto tiempo tarda este en recorrer una distancia concreta. El sistema calcula la velocidad media de los vehículos a partir del tiempo que hayan empleado en completar el recorrido en cuestión tomando como referencia, por ejemplo, la entrada y salida de un túnel. Por eso, un coche que elevase exponencialmente su velocidad entre el inicio y el final del tramo, sería detectado por el sistema como infractor.

Los radares de tramo constan de una cámara por cada carril, todas instaladas en columnas, tanto en el punto de inicio como al final del segmento de vía seleccionado. Estas cámaras, almacenan las imágenes del vehículo infractor así como los datos de matrícula, fecha y hora exacta de la infracción. Además, cuentan con la ventaja de que no pueden ser anulados por los ilegales dispositivos antirradar.

El primer radar de tramo en la red española se instaló hace ya tres años en el túnel de Vielha, Lérida; desde entonces, un total de ocho controlan otros tantos tramos en distintas carreteras nacionales, a saber: en el túnel III de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste, AP-6, sentido Madrid, creando un tramo controlado de 8 kilómetros; en el túnel II de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste, AP-6, (punto kilométrico 53,500, boca de entrada del túnel y en el punto kilométrico 57, boca de salida del túnel) sentido La Coruña; en el de Sartego (Fene, La Coruña), en la Autopista del Atlántico, AP-9, sentido Ferrol, el tramo controlado es de 1.231 metros, con velocidad limitada a 90 km/h; en la circunvalación de Zaragoza, Z-40, entre los puntos kilométricos 26,600 al 29,700, con una velocidad limitada a 120 km/h.; en el puerto de Despeñaperros (Jaén), en la A-4, carretera de Andalucía, en un tramo controlado de 3.130 metros, en la zona de los túneles, entre los puntos kilométricos 245 y 2, dirección Madrid; en el túnel de Torrox, Málaga, en la Autopista del Mediterráneo, A-7, sentido Barcelona, el tramo controlado es de 1 kilómetro con velocidad limitada a 100 km/h, y entre Ordizia e Irura (Guipuzkoa), en la N I, en un tramo de 19.047 metros.

Todo aquel conductor que pase a una velocidad media superior a la permitida por estos tramos será sancionado y recibirán una multa con el importe correspondiente.

Desde Rastreator te pedimos que cumplas las normas de circulación, especialmente los límites de velocidad, y que revises tu seguro de coche o tu seguro de moto para viajar con total tranquilidad.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...