Recurre las multas de tráfico

El agente que nos detiene en el momento en que cometemos la infracción nos entrega la denuncia y nos preguntará si la queremos firmar; generalmente no la firmamos porque creemos que aceptamos la futura multa, pero debemos saber que firmarla sólo significa que la hemos recibido. Y si firma el agente, también quiere decir que la hemos recibido, y no que sea un testigo de la infracción.

La denuncia también puede llegar a casa, días después de cometer la infracción. Si es así y el titular del vehículo no era quien conducía, tenemos la obligación legal de identificar al conductor. Si no le identificamos, seremos sancionados como autores de infracción muy grave, con multa de 301 a 1.500 euros. Y lo mismo sucederá si no es posible notificar la denuncia al conductor que identifiquemos.

Podemos pagar o no, pero nunca la guardemos en un cajón

Una vez recibimos la denuncia y multa, podemos pagarla en los 30 días siguientes y beneficiarnos del 30% de descuento. Dicho pago lleva implícito la renuncia a formular alegaciones. Si no estamos de acuerdo con la multa, debemos presentar un escrito de alegaciones en los siguientes 15 días hábiles. Si la guardamos en un cajón o no abrimos la puerta al cartero hay que saber que la multa continúa su curso y la notificación saldrá publicada en el BOP, y seguirá adelante hasta que Hacienda quien nos reclame el pago, con un recargo de hasta el 20%.

Reclamar con un pliego de descargas ante la Jefatura de Tráfico o el Ayuntamiento

El escrito se dirigirá al Jefe Provincial de Tráfico de la provincia en la que se ha iniciado el expediente sancionador, o en cualquier otra Jefatura por correo administrativo (en una oficina de Correos, en sobre abierto, para que se hagan constar en la primera página del escrito los datos de su presentación, así como en la copia que nos quedaremos y que servirá de recibo para acreditar que le hemos presentado) o en los registros oficiales de la Administración central, Autonómica o Ayuntamientos que hayan suscrito un convenio al efecto.

Redacta el escrito

Para escribir el pliego divídelo en tres partes: Datos personales, Datos de la denuncia y Alegaciones. En el primer apartado deberás indicar tu nombre, apellidos y DNI junto a tu dirección postal y teléfono. En el segundo, recoge todos los datos de la denuncia: número de expediente, fecha de la denuncia, matrícula del vehículo, marca y modelo. En las alegaciones las pruebas que pueden ser propuestas son la declaración del conductor, documentales, testificales, y periciales, que son elaboradas por técnicos o expertos. Además, lee con atención la multa, por si hubiera un fallo en el color de tu coche, en el número de la matrícula, en el nombre de la vía que también pudiera alegar…. Por último, señala la ciudad y fecha en que la entregas y fírmala. Lleva dos copias e intenta que la que te vas a quedar quede sellada.

Exige a la Administración las pruebas que certifiquen la infracción y así, si es una foto, poder alegar que está borrosa o se ve mal.

Espera la respuesta

Una vez enviado hay que esperar la respuesta. Si el pliego es desestimado, aún puedes presentar un recurso de alzada ante el Ministro del Interior quien podrá delegar sus competencias para resolver en la D G T. Para ello tienes un mes.

Emprende la vía administrativa

Tendrás que esperar para ver cómo se resuelve. Se puede dar una estimación, y no habría que pagar, o una desestimación del recurso, que hace firme la multa y conlleva pagarla. Llegados a este punto la opción es emprender acciones por la vía judicial a través de un recurso contencioso administrativo. Si sigues por este camino lo primero que deberás hacer es pagar primero la multa y si al término del trámite se resuelve a tu favor, te lo devolverán.

Recuerda que muchas pólizas de seguro de coche incluyen de forma habitual una cláusula que indica la posibilidad de realizar reclamaciones frente a multas debidas a infracciones de tráfico. En algunos seguros, la posibilidad de recurrir sanciones está incluida dentro del paquete básico ofertado, para estos casos no está de más leerse la letra pequeña del contrato. Podrás comprobar las condiciones establecidas por otras compañías aseguradoras a través de Rastreator.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...