Seguros de Coche: ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratarlos?

A la hora de elegir un seguro de coche, podemos vernos desbordados por la información acerca de las múltiples condiciones, alternativas y decisiones que podemos tomar. Evaluar todas estas opciones es vital para todo usuario, que no deseará darse cuenta demasiado tarde de que su compañía no cubre tal o cual desperfecto o que bajo ciertas circunstancias, es el usuario del seguro el que corre con los gastos.

Así, a continuación os mostraremos una breve guía y consejos a la hora de contratar un buen seguro de coche.

Una vez hayamos reunido toda la información posible sobre las distintas compañías del mercado y sus prestaciones, debemos centrar nuestra atención más allá de las llamativas y coloridas ofertas con las que nos asaltan sus panfletos. Debemos dirigirnos a las páginas del contrato y examinar una a una todas y cada una de las cláusulas, pues es ahí donde figurará qué responsabilidades asume nuestra compañía y cuáles delegan en nosotros como usuario.

Las condiciones generales serán nuestro seguro ante posibles incidencias futuras con nuestra compañía, todo lo que ahí se disponga será vinculante para ambas partes. Por supuesto, debemos tener siempre en consideración que las condiciones deben estar siempre expuestas de la forma más clara posible, evitando cualquier ambigüedad en su redacción en la que las compañías puedan escudarse, todo debe ser fácilmente legible y no dejar lugar a dudas sobre su interpretación.

Al mismo tiempo, hemos de fijarnos con detenimiento en la llamada “letra pequeña”, presente en todo tipo de contratos, y que puede dejar sin efecto algunas de las cláusulas previas o exigir circunstancias anormales para su cumplimiento. Si no queremos llevarnos sorpresas desagradables tras sufrir un accidente, no debemos dejar ninguna cláusula al azar.

Otro punto de consideración a la forma de contratar nuestro seguro de coche es la forma de hacerlo. A la tradicional contratación física, la mayoría de compañías han añadido vistosas opciones de contratación “on-line”, algo que para muchos usuarios es una gran ventaja, pues se ahorran desplazamientos y tiempo, algo de lo que no siempre disponemos.

En el caso de la modalidad de contratación on-line, debemos tener un especial cuidado por muy bien explicadas que parezcan las cláusulas del contrato, siempre es preferible tener un asesoramiento previo a la contratación. Si determinada cláusula parece confusa o contradictoria, no lo dudes y ponte en contacto con dicha compañía. Toda empresa de seguros presenta en su página web algún tipo de forma de contacto, ya sea telefónico o por medio del correo electrónico. Ambos sistemas son igual de válidos, pero el correo electrónico, a diferencia de la llamada telefónica, permite un registro no sólo de la comunicación, sino de la fecha en que se produjo, de modo que si en algún momento cambiasen las condiciones de contratación, siempre podremos usar el correo electrónico como prueba a nuestro favor.

Para finalizar, y aunque nos parezca obvio, siempre debemos de guardar un comprobante o justificante de la póliza de seguros en la guantera de nuestro vehículo. Un gesto sencillo, que puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza tanto con nuestra compañía como con las empresas subcontratadas por ésta, en esos tensos momentos posteriores a un accidente.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...