Sistema de parada y arranque, un valor ecológico añadido

El sistema de parada y arranque o Stop & Start permite parar completamente el motor cuando el vehículo se detiene mientras el freno esté pisado y se vuelve a poner en marcha cuando se levanta el pie y se pisa el acelerador. De este modo, no sólo permite reducir las emisiones de CO2 sino también el consumo.

Todos los expertos coinciden que este sistema incrementará significativamente su cuota en el mercado pues es cada vez más popular y extendido.

Al igual que un buen seguro de coche constituye un valor añadido para un vehículo, el sistema de parada y arranque está siendo incorporado por los fabricantes en sus modelos para hacerlos mucho más interesantes desde el punto de vista ecológico. Estos coches se convierten en vehículos medio-híbridos.

Funciona de una manera relativamente sencilla: por ejemplo, al llegar a un semáforo el motor se para automáticamente en cuanto el conductor pone punto muerto y levanta el pie del embrague. Para que vuelva a arrancar es suficiente con pisar el embrague y continuar.

Aunque se suele decir que arrancar y parar el coche consume más combustible, basta una parada de más de seis segundos para que se produzca un ahorro. Eso sí, el coche requiere de mejor lubricación, aceite de calidad y revisiones más frecuentes.

Entre los modelos en los que se pueden encontrar la opción de parada y arranque está el Citröen C3, el Opel Insight o el Land Rover Freelander 2 Td4, el Volvo, el Opel Astra y el Peugeot 3008 y 5008.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...