Sistemas de seguridad, los mejores aliados para salvar la vida

Octubre de 2014

 

 

  • Los sistemas de seguridad de los vehículos evitan accidentes y minimizan los daños cuando llegan a producirse.
  • El ABS y el ESP han reducido el número de accidentes en los últimos años.
  • Se calcula que el cinturón de seguridad ha salvado un millón de vidas.

 

En 2013 fallecieron 1.128 personas en accidentes de tráfico en España. Son muchas menos que hace unos años, pero todavía es una número enorme de tragedias. Para reducir las víctimas en la carretera hay 2 caminos: por una parte evitar los accidentes de tráfico, y por otro minimizar las consecuencias de los que ya se han producido. Precisamente en estas 2 vías trabajan los sistemas de seguridad de los vehículos.

Sistemas de seguridad activos

Los sistemas de seguridad activos son los que se emplean para tratar de reducir las posibilidades de que se produzca un accidente de tráfico. Intentan que el conductor mantenga siempre el control del vehículo, tanto de su dirección como de la velocidad.

ABS

El sistema antibloqueo bloque de frenos (ABS, en sus siglas en alemán), es una tecnología que evita que las ruedas de los coches se bloqueen durante una frenada de emergencia. De esta manera se reduce la distancia de frenado y no se pierde el control del coche en ningún momento.

BAS

Siempre funciona combinado con el ABS. Reduce también la distancia de frenado detectando cuando la frenada se produce en una situación de emergencia. Si así sucede, aplica la presión máxima posible sobre los frenos desde el principio del frenazo, anticipándose a la reacción del conductor.

Control de tracción

Este sistema funciona de una manera similar a la del ABS pero evitando el derrapado de las ruedas al acelerar. Así, utilizando los mismos sensores, determina si el coche está deslizándose por exceso de empuje del motor y puede cortar la inyección combustible para evitar que esto se prolongue. Como el ABS, evita que el conductor pierda el control sobre la trazada del coche.

Control de estabilidad (ESP)

El control de estabilidad es uno de los sistemas de creación más reciente en el mundo de la seguridad activa del automóvil. Evita, o al menos dificulta, que el coche subvire o sobrevire. Para eso tiene sensores que detectan en qué dirección y a qué velocidad se mueve el coche, y contrasta esa información con el ángulo de giro del volante. De esta manera, determina si el vehículo se mueve hacia donde el conductor le indica o por el contrario se está produciendo alguna alteración. Es capaz de frenar individualmente y con distinta intensidad cada una de las ruedas para que el coche siga la trayectoria correcta y evitar un accidente.

Avisadores

Distintos sistemas de medición y aviso han aparecido en las nuevas generaciones de coches para ayudar al conductor a no pasar por alto distintos peligros. Éstos son algunos de los más importantes que se encuentran en el mercado:

De cambio involuntario de carril

Avisa mediante un pitido o indicador luminoso de que el coche está abandonando el carril por el que circulaba sin haber accionado el intermitente. También puede hacer vibrar el asiento o el volante del conductor.

De circulación en sentido contrario

Este sistema permite, mediante mapas y GPS, detectar cuando el coche circula en sentido equivocado en alguna vía y avisar al conductor para evitan a tiempo una colisión. Los conductores kamikazes causan graves accidentes de tráfico.

De ángulo muerto

Los retrovisores de los coches no muestran lo que sucede en un pequeño espacio situado en los laterales del vehículo. Es lo que se denomina ángulo muerto y puede causar que se produzcan colisiones, especialmente en las maniobras de adelantamiento al cambiar de carril. Para evitar estos accidentes, los sistemas de detección de objetos en el ángulo muerto pueden avisar al conductor de diferentes maneras de que hay un obstáculo en este espacio, y evitar que realice una maniobra peligrosa.

Sistemas de seguridad pasivos

Los sistemas de seguridad pasivos intentan minimizar las consecuencias de un accidente que se está produciendo o ya se ha producido, evitando en la medida de lo posible que los viajeros resulten heridos o, en el peor de los casos, fallezcan. Suelen ponerse a prueba en los famosos “crash test” o pruebas de impacto, en la que se evalúa su efectividad. Éstos son los más importantes:

Cinturón de seguridad

Es el sistema de seguridad pasivo más eficaz de todos los que se han inventado. Desde que Volvo lo introdujo de serie en sus modelos en los años 60 se calcula que ha salvado más de un millón de vidas. El cinturón de seguridad es de instalación y uso obligatorio en todos los coches desde hace años y evita que los cuerpos de los ocupantes se golpeen contra partes del coche o que salgan despedidos cuando se produce una colisión.

Airbag

Las bolsas de aire son otro de los inventos más revolucionarios de la historia del motor. Se inflan en una fracción de segundo después de producirse el choque y amortiguan el golpe que pueden recibir los pasajeros.

Sistemas de retención infantil

De una manera similar al cinturón de seguridad, los sistemas de retención infantil evitan que los niños se muevan y golpeen durante un accidente. Dado que los cinturones de seguridad están pensados para personas de talla adulta pueden no sujetar adecuadamente a los niños. Por eso, estos sistemas son obligatorios cuando se viaja con menores.

Protección al peatón

Algunos sistemas de seguridad de los vehículos protegen incluso a los que no viajan en ellos. Así, elementos como la carrocería del frontal o capó deformable o sistemas de detección de obstáculos y frenado automático se consideran protección al peatón.

Carrocería deformable

Pero una carrocería que se deforma no sólo protege a un posible peatón atropellado, sino que ayuda sobre todo a reducir los daños para los ocupantes del coche. Al deformarse de una manera programada, la carrocería absorbe el impacto que ha producido la colisión, y disipa la energía del mismo. Como resultado, los coches modernos resultan más dañados que los antiguos ante una colisión, pero sus pasajeros tienen muchas más posibilidades de sobrevivir.

Habitáculo de seguridad

Pero no toda la carrocería del coche está pensada para deformarse en caso de accidente. El área en el que viajan los pasajeros puede estar protegida por un habitáculo de seguridad reforzado que evitaría que ningún objeto rígido golpeara a los pasajeros.

Seguros

Los sistemas de seguridad pueden salvar vida y evitar accidentes, pero a pesar de esto contar con un seguro sigue siendo obligatorio. Utilizando el comparador de Rastreator.com se puede encontrar el mejor seguro de coche en relación calidad/precio para cada vehículo, sea un coche, una moto o un vehículo comercial.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...