Soy comercial y paso mucho tiempo de ruta en carretera

Todavía hay gente a la que le duele pagar un buen seguro de coche. ¿Para qué quiero tanta cobertura? ¡Es que me sale muy caro!

Es cierto que en este momento, todos o casi todos, estamos agobiados por los gastos, sobre todo teniendo en cuenta la precariedad de nuestros sueldos. Si es que los tenemos, porque algunos trabajamos a comisión.

Que si conexión a internet, que si teléfono móvil, que si hipoteca… La solución está en priorizar y recortar en cosas, que aunque nos gustaría tener, no nos podemos permitir.

El coche es una herramienta de trabajo para muchos de nosotros, como por ejemplo, los comerciales. Y con la seguridad en el trabajo no se juega.

“Nunca pasa nada, hasta que un mal día, pasa”. Y es entonces cuando nos damos cuenta de que lo que nos hemos ahorrado en el seguro de nuestro automóvil, nos pasa factura, nunca mejor dicho.

Entonces es cuando lloramos el importe de la grúa, lamentamos los desperfectos de chapa y pintura y perdemos un buen puñado de dinero, teniendo en cuenta que sin coche no podemos salir de ruta para ganarnos la vida. Cada día que no trabajas como autónomo es una pérdida económica irrecuperable.

Lo he sufrido y ya no me pilla más el toro. Los seguros obligatorios, en nuestro caso, no son suficiente. Prefiero recortar de otras cosas que realmente no me van a traer unas complicaciones tan costosas. He tenido que pedir un préstamo para los arreglos, y ahora sí que ya no hay remedio para los gastos que me ha acarreado este accidente. Pero sí para los que puedan venir…

En este momento en el que la cuota del dichoso préstamo me está desequilibrando el presupuesto mensual, es cuando me doy cuenta de que a veces, lo barato sale caro.

Estar todos los días en la carretera supone un riesgo que hay que valorar con mucho detalle. Un buen seguro a todo riesgo, hoy, es el gasto que me parece más imprescindible. No le resto a mi economía, muy al contrario, le sumo.

En la página web Rastreator he encontrado gran facilidad y rapidez para buscar ofertas y comparativas entre compañías aseguradoras, que me han hecho dar con el seguro ideal para mis circunstancias y mi bolsillo.

Si todavía estáis a tiempo de no tropezar en la primera piedra, como me ha sucedido a mí, evitadlo buscando un seguro a la medida de vuestra ocupación laboral. Tal vez me agradezcáis este consejo en alguna ocasión.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...