¿Te consideras una persona arriesgada?

Sólo un pequeño porcentaje de la población es propensa a “correr riesgos”, a exponerse a ellos. La mayoría tiende a protegerse y ahí reside precisamente el negocio del sector asegurador, presente en Rastreator con sus propuestas para tu vehículo, tu casa, tus viajes e incluso tu vida. Pero en tiempos de vacas flacas, como los actuales, el riesgo es especialmente tentador cuando se disfraza de promesas (por supuesto falsas) de enriquecimiento inmediato; mejor dicho, “milagroso”. Si te consideras una persona “arriesgada”, ten cuidado y no permitas que nadie convierta tu dinero en papel mojado. Existen medidas eficaces de autoprotección en este sentido.

Lo primero de todo es reconocer el riesgo: saber que existe y que es posible que ocurra. Si no se identifica, difícilmente se van a poder tomar las medidas adecuadas para su tratamiento. Para no perder los ahorros de toda una vida hay que actuar con cabeza. Jamás se debe confiar en ninguna entidad financiera desconocida mientras no se haya podido verificar que está debidamente autorizada para prestar servicios de inversión. El inversor tiene a su alcance mecanismos de protección que debe utilizar antes de entregar el capital. Debe solicitar información al organismo supervisor, en este caso la CNMV, identificar ciertas peculiaridades de la operativa propuesta y exigir respuestas concretas a la persona de contacto.

De forma periódica, la Comisión nacional del mercado de valores advierte sobre las empresas que están ofreciendo servicios de asesoramiento financiero de manera irregular en España. Absolutamente siempre, el usuario debe comprobar con la CNMV la fiabilidad de la compañía con la que ha establecido contacto antes de realizar cualquier desembolso. En la mayoría de los casos, los estafadores despliegan varios puntos de captación distribuidos a lo largo de la geografía nacional y utilizan captaciones gancho, llegando a ofrecer incluso rentabilidades meteóricas en períodos realmente cortos.

Los escándalos financieros están a la orden del día. Si alguien intentará seducirle con promesas de este tipo actúe con cautela. Determinar la conveniencia de la operación propuesta es sencillo si se actúa con criterio. Pregúntese siempre: ¿Por qué si el banco donde tengo mis ahorros me ofrece un 4% de interés por depositarlos en un plazo fijo, usted me ofrece un 25%? Conocer todos los aspectos relevantes de la inversión propuesta es la primera obligación del inversor. Exija que le proporcionen respuestas claras y creíbles.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...