Tecnología al servicio de la seguridad al volante

La seguridad automovilística tiene hoy día aliados excepcionales, como por ejemplo los sistemas de detección del sueño y falta de atención al volante. En todo caso, conviene recordar que ninguna innovación tecnológica como esta de la que hablamos es infalible, y que los coches, todavía, no se conducen solos. Al volante, siempre con responsabilidad y debidamente documentado con un buen seguro de coche. Consulta y encuentra en Rastreator, tu propia póliza de seguros.

Los sistemas de detección del sueño y falta de atención al volante se incorporan hoy día en algunos turismos de gama media-alta (no necesariamente de lujo). Algunas marcas incluso los incorporan de serie (por ejemplo, el Volkswagen Passat). Puede tener varios nombres (como “detección de fatiga”), pero en el fondo, las diferentes versiones consisten en lo mismo, intentar detectar si el conductor no está en óptimas condiciones para seguir conduciendo.

Normalmente, se trata de un sistema electrónico con un sensor en el volante, que cuenta cuántas veces por minuto el conductor realiza pequeñas correcciones en la dirección. Se sabe que para mantenernos en el carril, los conductores no mantenemos el volante quieto y fijo, sino que corregimos casi constantemente dos o tres grados hacia la derecha o hacia la izquierda, para intentar ir lo más centrados posible en él.

Si el pequeño procesador del sistema cuenta menos correcciones por minuto de lo que se considera normal, interpreta que el conductor puede estar distraído, estar cansado o incluso estar durmiéndose al volante, así que advierte de ello al conductor. Esta advertencia puede ser variable, lo normal es un cartel en la pantalla digital del cuadro de instrumentos y una alarma sonora (por ejemplo, un pitido) pero también puede ser incluso una vibración en el volante. El objetivo es evitar que un conductor se duerma al volante sin darse cuenta. Si recibe un aviso, debería parar, tomar algo que le despeje y despierte, o mejor todavía, descansar (o incluso dormir un rato si fuera preciso). Si a pesar de las advertencias del sistema, el conductor no se para e insiste en seguir conduciendo, de nada habrá servido la tecnología.

De manera más experimental también se están probando sistemas de reconocimiento facial (mediante una pequeña cámara) que detectan si un conductor está cerrando los ojos más de la cuenta y se está durmiendo. Habrá que ver cómo evoluciona este sistema.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...