Tolerancia cero a las drogas y el alcohol

Asegura un informe de la Dirección General de Tráfico que conducir tras haber ingerido alguna sustancia psicoactiva afecta a las capacidades físicas y mentales del conductor e incrementa entre dos y siete veces la probabilidad de provocar o sufrir un accidente de tráfico respecto a quienes no consumen ninguna sustancia. Los motivos que aduce la DGT son distorsión de la atención, dificultad en la coordinación, aumento del tiempo de reacción, velocidad excesiva y euforia, efectos que producen el consumo de cannabis, éxtasis, cocaína, opiáceos, anfetaminas o el alcohol. En la primera mitad de 2012, uno de cada dos conductores con sintomatología, dio positivo en drogas.

Pero conducir bajo los efectos de estas sustancias no solo puede traerte consecuencias negativas si te paran en un control de alcoholemia o de drogas, también puede acarrearte problemas con tu compañías aseguradora. Si eres un conductor joven, tu aseguradora premiará tu buena conducta, así que si te paran en un control y das positivo, podría aumentarte la prima considerablemente, y no solo eso, de intentar cambiarte a otra compañía, esta podría negarte la cobertura por tus antecedentes. Tan importante es este aspecto que en el caso de siniestro, tu compañía aseguradora podría incluso no hacerse cargo de la indemnización suscrita por daños materiales o personales.

En el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas, así como la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos. También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas. Para estas infracciones muy graves, la Ley prevé la sanción de multa de 500 €.

No olvides utilizar Rastreator tu comparador de seguros online y seguro que encuentras un formidable seguro de coche ¡Hazlo ya!

Las consecuencias

Los puntos: Para tasas de más de 0,50 mg/l de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, se restarán 6 puntos. Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 (profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15 hasta 0,30 mg/l), se restarán 4 puntos. Drogas: Los conductores que dan positivo al test de drogas pierden de su permiso de conducción 6 puntos.

Las penas: Para tasas superiores a 0.60 mlgr/l en aire y 1,2 gr/l en sangre, prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años. Ante la negativa a someterse a las pruebas: prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años. Por conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

Por la negativa a someterse a las pruebas, prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...