7 consejos para conducir en el extranjero

Hacer una ruta en coche por distintos países es una opción muy interesante para los amantes de la carretera y los viajes. Y es que este tipo de turismo permite visitar distintas ciudades y conocer diversos rincones de manera cómoda y rápida. No obstante, antes de coger el coche y lanzarse a la aventura hay que prestar atención a aspectos como las leyes de circulación del país que se va a visitar, y contar con toda la documentación necesaria para que no detengan el vehículo en la frontera. ¡Te contamos algunos consejos útiles!

  1. Si viajas fuera de Europa, pide el Permiso Internacional

    Si vas a conducir fuera de España infórmate si en el país al que te diriges puedes circular con tu permiso español. Podrás hacerlo en los países miembros de la Unión Europea, en Noruega, Islandia, Liechtenstein, además de los 28 países con los que España tiene acuerdos. Para el resto de países necesitarás contar con el permiso internacional de conducción. Para obtenerlo no es necesario que pases ningún examen, simplemente se trata de un trámite burocrático. Solo será necesario que cuentes con tu permiso de conducción vigente, aportes alguna documentación y abones una tasa que ronda los 10 euros. Con este permiso tendrás la autorización para conducir por cualquier país del mundo durante un año.

  2. No olvides la póliza y recibo del seguro

    Lo mismo sucede con el seguro. Si vas a circular por alguno de los países pertenecientes a la Unión Europea o los adheridos al Convenio Multilateral de Garantía bastará con que cuentes con tu seguro en vigor, sea del tipo que sea. Eso sí, es importante que no te olvides de llevar la póliza y el recibo del pago del seguro para justificar que está vigente.

  3. Consigue la Carta Verde si tu destino está fuera de la UE

    Si tu destino está fuera de la Unión Europea, en concreto es uno de los países adscritos al convenio Inter-Bureaux, entre los que se encuentran Albania, Turquía o Marruecos, además del seguro y el justificante de pago, necesitarás el Certificado Internacional de Seguro, también conocido como Carta Verde. Este documento debes solicitarlo a tu propia compañía aseguradora y sirve para acreditar que cuentas con un seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. No olvides solicitarlo, ya que si no lo haces tendrás que contratar un seguro de Frontera, antes de llegar al país de destino.

    Además, también tendrás que contratar un seguro de Frontera en caso de que vayas a conducir en un país que no forme parte del Convenio Multilateral de Garantía o el Convenio Inter-Bureaux.

  4. Presta atención a la caducidad de los documentos

    Además de preparar los respectivos permisos de circulación así como los papeles del seguro, no debes olvidar otros documentos que son obligatorios y debes llevar en tu coche, como el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV. Además, no olvides revisar que todos los papeles están en regla. Asegúrate que todos ellos están vigentes, y sobre todo, que no caducarán mientras estés de viaje.

  5. Cuidado con los peajes

    Circular por las carreteras de algunos países no siempre es gratis, sino que en ocasiones hay que pagar unos peajes o impuestos. Esto sucede por ejemplo, en países como Austria o Suiza, donde la mayoría de las autopistas y autovías son de pago y para poder circular por ellas es necesario adquirir una “viñeta”. Se trata de un adhesivo que se pega en el vehículo y que acredita que se ha pagado el impuesto necesario para utilizar las carreteras del país durante un periodo de tiempo determinado. Conviene tener cuidado porque no suele existir ninguna barrera que indique que hay que hacer el pago, por lo que hay que adquirir las viñetas antes de entrar en el país, ya que circular por él sin ellas es motivo de multa.

    De manera parecida sucede en países como Portugal, donde es muy probable que un conductor extranjero se encuentre circulando por un peaje sin saberlo. Esto es debido a que existen muchas carreteras de pago en las que no existe una barrera que obligue a detener el vehículo para pagar.  De esta forma, los conductores deben haber pagado previamente por el uso de estas vías mediante una tarjeta específica, asociando el pago a una tarjeta o con la compra de un dispositivo temporal.

  6. Infórmate de las leyes de tráfico

    Aunque conduzcas dentro de la Unión Europea, cada país tiene sus propias leyes en materia de tráfico, por lo que antes de emprender tu viaje debes informarte bien sobre las reglas de circulación del país al que te diriges. No olvides revisar los límites de velocidad que tienen marcados, el carril por el que conducen, el uso de las luces, etc. En caso de que infrinjas alguna de sus normas te podrán multar, y debes saber que tras una modificación en la legislación europea, las multas en el extranjero llegan al infractor.

  7. Revisa las coberturas de tu seguro

    La cobertura de responsabilidad civil suele ser válida en todos los países de la Unión Europea. No obstante, no sucede lo mismo con las coberturas que son de contratación voluntaria. Con éstas, la aseguradora puede decidir si aplicarlas fuera del ámbito nacional o no. Por ello, antes de salir de viaje revisa el condicionado de tu póliza y comprueba que coberturas como la asistencia en viaje, asistencia sanitaria o el traslado del vehículo están incluidas también fuera de España. Estas coberturas pueden resultar muy útiles en caso de que tengas algún problema en el extranjero.

    De manera adicional, si vas a viajar al extranjero es recomendable que contrates un seguro de Viaje. Con él podrás viajar de manera más tranquila ya que estarás cubierto ante las distintas circunstancias que puedan surgir como por ejemplo si tienes que anular el viaje, o te pones enfermo durante tu estancia.

Diciembre de 2016


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...