Todo lo que debes saber antes de tener un accidente

Empezamos porque lo mejor es no tener ningún accidente, así que conduce con cuidado y esperamos que no sufras ningún percance. Pero si ya lo has sufrido y tienes que enfrentarte a ese momento, sea culpa tuya o no, te hacemos las siguientes recomendaciones.

Intenta llegar a un consenso

A nadie le gusta tener un accidente, y mucho menos ser culpable, pero si lo eres, acepta tu culpa. Si crees que no lo eres y el contrario tampoco se considera culpable, intenta que la policía se traslade hasta el lugar del accidente y levanten un atestado, en el que en la mayoría de las ocasiones darán su opinión sobre la responsabilidad.

Recoge pruebas

Muchas veces uno de los dos vehículos es inocente en un accidente, pero al final termina siendo declarado culpable por su compañía o en un juicio. Esto suele deberse a que tiene una prueba en contra. Las pruebas que puede tener son las siguientes:

  • Parte Amistoso. Es importante que firmes una parte de accidente (la conocida como DAA: Declaración Amistosa de Accidentes), pero no firmes cualquier cosa, y si tienes dudas, llama a tu compañía desde el lugar del accidente antes de firmarlo. El parte debe recoger en sus casillas y en el croquis, cómo ha sucedido el accidente. No olvides quedarte con una copia del parte y darle la otra al conductor contrario.
  • Atestado Policial o de la autoridad competente. Aunque firmes un parte amistoso, si hay atestado de la policía, éste estará por encima de tu parte amistoso. Es conveniente llamar a la policía para que se personen en el lugar del accidente, recojan pruebas y levanten un atestado. Indicar que la policía, aunque debería ir, muchas veces no van salvo que haya heridos, el accidente haya sido grave o a causa de ese accidente se esté entorpeciendo el tráfico.
  • Testigos. Es también muy importante localizar a los posibles testigos que hayan podido ver el accidente, preguntarles si están dispuestos a testificar y coger su número de teléfono, incluyendo sus datos en el parte amistoso.

Hay que tener en cuenta que en caso de contradicción entre varias pruebas existentes, el Atestado prevalece ante cualquier otra prueba (DAA, declaración de testigos etc.). Después, la segunda prueba en importancia en el parte amistoso, y tras ella, la declaración de testigos.

No pierdas la calma

Sobre todo, nunca pierdas la calma. No es agradable tener un accidente, pero no lo conviertas en algo peor. Toma los datos, intenta llegar a un acuerdo, firma un parte amistoso, mira a ver si hay testigos y llama a la policía si lo consideras conveniente. Una vez realizado todo esto, si el vehículo se puede mover y no tienes lesiones, traslada tu vehículo y ya llamarás con calma a tu aseguradora posteriormente y le darás el parte. En el caso de que necesites una grúa, llama a tu aseguradora para que te envíe una, respira profundamente y sigue adelante con tu vida, que es lo más importante, ya tendrás tiempo de realizar todas las gestiones.

A nadie le gusta tener un accidente, porque además del hecho en sí, siempre ocurren cuando peor te viene, aunque nunca hay un buen momento para tener un accidente. Rastreator lo sabe, por eso te ayuda a encontrar el mejor seguro de coche, el que más se adapte a tus necesidades, para que si tienes la mala pata de sufrir un accidente, puedas obtener el mejor servicio posible.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva MonteroRastreator.com


Seguro que te interesa...