Cobertura del Seguro del Conductor. ¿Qué incluye?

  • El seguro del conductor cubre a la persona que conducía el vehículo asegurado si ha sido el culpable del siniestro.
  • Esta cobertura está incluida en la mayoría de los seguros de Coche y si no, puede añadirse adicionalmente a la póliza.

Si hay algo que tienen en común todos los coches es la obligación de estar cubiertos, como mínimo, con un seguro de Responsabilidad Civil (RC). El único motivo por el que un vehículo puede estar sin asegurar es que esté dado de baja de forma temporal o definitiva en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La cobertura de RC cubre siempre los daños personales sufridos por un tercero como consecuencia de un accidente de tráfico pero deja fuera al conductor del coche responsable del siniestro. La garantía encargada de cubrir a la persona que se encontraba al volante de este vehículo es el seguro del conductor.

¿Qué es el seguro del conductor?

El seguro del conductor es una cobertura que está incluida en la gran mayoría de los seguros de Coche (desde el terceros más básico hasta el todo riesgo más completo), o que, de no ser así, se puede añadir como garantía adicional. La función de esta garantía es proteger al conductor culpable del siniestro.

¿Qué cubre?

Esta cobertura garantiza al conductor el cobro de una indemnización, hasta un límite fijado en la póliza que suele ser de 15.000 euros, por daños físicos permanentes (ya sea invalidez total o parcial) así como el pago de una compensación a sus familiares en caso de fallecimiento. Además, también se hace cargo de los gastos médicos y farmacéuticos derivados de las lesiones personales sufridas por el conductor asegurado. Aquí estarían cubiertos desde la asistencia sanitaria y los traslados urgentes desde el lugar del accidente al hospital más cercano hasta otros gastos relacionados con el siniestro. Y es que, esta cobertura puede costear prótesis, gafas, aparatos ortopédicos auxiliares o su reparación en caso de que se dañen en el siniestro. También puede asumir el coste de las prótesis dentarias que se precisen por los daños sufridos y la hospitalización del asegurado así como los gastos de estancia y manutención de un acompañante.

Ahora bien, hay aseguradoras que restringen el alcance de esta cobertura a las personas de una edad elevada. Los que se encuentren por encima de la edad fijada en el condicionado del seguro sólo suelen tener cubiertos el fallecimiento y los gastos de asistencia sanitaria.

Otras coberturas

Con el seguro del conductor ocurre lo mismo que con cualquier otro: que sea más o menos completo depende del tipo de póliza de Coche que se tenga contratada y de la compañía con la que se haya suscrito. Así, hay algunas aseguradoras que a las indemnizaciones básicas añaden otras destinadas a adaptar el vehículo o la vivienda así como para contratar a una persona en caso de necesitar ayuda de un tercero.

También es posible que algunas compañías aumenten la indemnización para los casos en los que fallezcan en el accidente tanto el conductor como el cónyuge y dejen huérfanos a hijos menores de edad. Otra de las coberturas que puede contemplar el seguro del conductor es la relacionada con ayuda psicológica para casos como robo con intimidación o accidente grave de circulación.

Ampliación del seguro del conductor

Del mismo modo que cuando se contrata un seguro de Coche se puede ampliar la responsabilidad civil básica con el seguro del conductor ocurre algo similar. La mayoría de las compañías ofrecen la posibilidad de hacer esta cobertura mucho más completa mediante el aumento de las indemnizaciones a las que tendría derecho el conductor asegurado si es responsable del siniestro en los casos de fallecimiento o invalidez.

Así, la cobertura básica que suele situarse en los 15.000, para los casos de muerte o daños permanentes totales, puede ascender hasta los 30.000, 50.000, 60.000 o incluso los 100.000 euros. Además, hay seguros que ofrecen al conductor principal una renta diaria, fijada en la póliza, en caso de hospitalización a partir de un número determinado de días de internamiento en el centro.

¿Por qué contratar esta cobertura?

Cuando se contrata un seguro de Coche se procura que sea lo más completo posible y que contemple situaciones como el robo o el incendio del vehículo asegurado, la rotura de las lunas o que incluya coberturas como la de daños por impacto con animales cinegéticos o la de coche de sustitución.

Los usuarios suelen prestar especial atención a los deterioros y averías que pueda sufrir el vehículo y tratan de tenerlos cubiertos, pero descuidan otros de más gravedad e importancia: los daños personales.

La responsabilidad civil básica cubre a los terceros implicados en el accidente. Éstos son los pasajeros que viajaban en el coche culpable del accidente, el conductor y los pasajeros de otro vehículo implicado así como los peatones o ciclistas, entre otros.

Ahora bien, el conductor está excluido de esta cobertura al no ser considerado por la aseguradora como un tercero. La garantía encargada de protegerlo es el seguro del conductor que garantiza al asegurado atención sanitaria o una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez.

Los accidentes de tráfico, fuera de la Seguridad Social

Algo que mucha gente no sabe es que la Seguridad Social no se hace cargo de los daños personales sufridos como consecuencia de un siniestro en la carretera. Es decir, la sanidad pública no cubre los gastos de curación y hospitalización, lo que se conoce como asistencia sanitaria, sufridos por una persona en un accidente en la carretera. Esto no quiere decir que si un herido no está cubierto por un seguro no sea atendido. Sí que recibirá la asistencia sanitaria necesaria pero los gastos médicos se les exigirán a la compañía aseguradora.

Seguros de Coche que protegen al conductor

La cobertura del seguro del conductor es, junto con la de RC, de las más importantes de un seguro de Coche. Es importante contar con un seguro que proteja al conductor en caso de que sea el responsable de un siniestro porque, de no ser así, estaría desprotegido.

Con Rastreator es posible contratar un seguro que incluya el seguro del conductor e incluso la opción de ampliar la indemnización. Sólo tienes que comparar seguros de Coche y comprobar en el condicionado de la póliza la existencia o no de esta cobertura.

Julio 2015
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...