Coches seguros: asientos infantiles

Las sillitas infantiles son la mejor protección que podemos ofrecer a los niños cuando viajan en un vehículo. Su uso reduce en un 75% las lesiones en caso de siniestro, evitando su impacto contra otros ocupantes y elementos del vehículo. Por este motivo, es de vital importancia proteger a nuestros hijos con un sistema de retención infantil hasta que tengan 12 años o midan 1,5 metros de estatura y comprobar su correcta colocación.

¿Qué tipo de silla me conviene comprar?

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir la silla infantil son las características físicas del niño: el peso y el tamaño son fundamentales para dar con un sistema de sujeción eficaz, mientras que la edad es sólo un dato meramente orientativo. La mayoría de los dispositivos de retención disponibles siguen la regulación R-44 de Naciones Unidas que establece una serie de grupos dependiendo del peso del niño.

De esta manera, existen los siguientes grupos:

  • Grupo 0: Para bebés que pesan entre 0 y 10 kilos (0-9 meses aprox.), pueden viajar en un capazo colocado en posición transversal y sujeto con los correspondientes arneses de seguridad, colocando al bebe con la cabeza hacia el interior.
  • Grupo 0+: Para bebés de entre 0 y 13 kgs. (0-18 meses aprox.), portabebés que permite llevar al niño en la parte trasera o en la parte delantera del vehículo, siempre que el airbag del copiloto esté desconectado. La colocación de la silla será siempre en sentido contrario a la marcha. Este sistema protege al bebé a través de unos arneses dispuestos en la propia sillita y ésta al vehículo.
  • Grupo 1: Para infantes de entre 9 y 18 kilos (9 meses-3 años aprox.), el niño va sujeto a la silla a través de un arnés propio, y ésta al vehículo. Es muy importante ir ajustando la silla a medida que el niño crece y evitar holguras tanto en los arneses como en la instalación con el cinturón. Este Grupo puede adquirirse con Sistema Isofix, que es un sistema de 2 puntos de anclaje en la parte trasera del asiento del coche.
  • Grupo 2: De 15 a 25 kilos y de 98 cm a 123cm. El elevador con respaldo permite adaptar el recorrido del cinturón del vehículo a los sistemas de retención, de forma que es el cinturón el que sujeta al niño. Con este sistema el niño puede viajar en el asiento delantero o trasero y en sentido de la marcha. Este grupo también puede adquirirse con sistema Isofix.
  • Grupo 3: De 22 a 36 kilos y de 115 cm a 150 cm. Para este grupo se utilizan los elevadores con o sin respaldo que levantan al niño y permiten adaptar el cinturón del vehículo al niño con total seguridad. Pueden ir tanto en plazas delanteras como traseras en sentido de la marcha.

Además, la silla que compremos debe estar homologada según la norma ECE R-44/03, para asegurarnos de que cumple los requisitos de calidad necesarios para garantizar su eficacia. Esto es fácil de comprobar: tenemos que buscar una etiqueta de color naranja en la que se incluyen datos como la categoría del dispositivo (universal, semiuniversal o específico), el grupo de peso del niño, el número de identificación y el distintivo de la homologación.

¿Dónde puedo comprar un asiento infantil?

Las sillas infantiles pueden adquirirse en los mismos concesionarios oficiales de las marcas, ya que cada constructor diseña asientos especiales para sus vehículos. También se pueden comprar en tiendas de accesorios para niños, como carritos, sillas y cunas, o en grandes almacenes.

Y ya, por último, sólo queda instalarla adecuadamente, siguiendo las instrucciones adjuntas, ya que cada dispositivo se ha homologado para un determinado uso. Recordad que es muy importante que el asiento esté muy bien sujeto a la estructura del coche, porque de lo contrario, ésta pierde toda su eficacia.

¡Feliz Viaje!


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rosa MartinezRastreator.com


Seguro que te interesa...