¿Cómo adecuar el coche a las bajas temperaturas?

Con la llegada del invierno hay que adaptarse a las bajas temperaturas. Las sandalias y el traje de baño dejan paso al abrigo, la bufanda y los guantes. Sustituimos el aire acondicionado por la calefacción y adaptamos nuestra vivienda al frío.

Otro de los cambios importantes que trae consigo el mal tiempo es el relacionado con los desplazamientos por carretera. La nieve y la lluvia dificultan la conducción, algo que influye en la seguridad.

Hay que extremar la seguridad y realizar algunos cambios en el vehículo para adaptarlo a las bajas temperaturas. Rastreator ha elaborado esta guía con algunos consejos que debes poner en práctica para conducir de la manera más cómoda y segura en invierno.

Pon a punto tu vehículo

Con el cambio de estación hay que cambiar o modificar algunos elementos del coche para adaptarlo al estado en el que se van a encontrar las carreteras. Pero tampoco te tienes que volver loco, muchos de ellos dependen en buena parte de la zona en la que vivas, las carreteras por las que suelas conducir o los lugares a los que vayas a viajar.

Durante los meses de invierno se producen muchas averías. De hecho, según el RACE, en lo que llevamos de invierno los problemas por baterías y neumáticos, han aumentando un 12% con respecto al mismo periodo de 2014. Además, el propio RACE ya ha afirmado en alguna ocasión que la falta de mantenimiento está detrás de un buen número de averías.

Para evitar sustos, lo primero que tienes que hacer antes de que llegue el frio es revisar a fondo tu vehículo. Debes comprobar todos los elementos, desde los frenos, los faros y la batería hasta el nivel de aceite y por supuesto, los neumáticos y las luces antiniebla.

También es muy importante que revises el sistema de refrigeración, ya que será lo primero a lo que eches mano en cuanto te montes en el coche. Además, es esencial para quitar el vaho de los cristales cuando se empañan, algo que en invierno es muy habitual. Y es que, tener el coche en perfectas condiciones es esencial para disminuir las probabilidades de sufrir un accidente por un fallo mecánico, por ejemplo.

Otro elemento que cobra relevancia durante la época de lluvias son las escobillas del limpiaparabrisas. Comprueba que estén en perfectas condiciones y de no ser así, sustitúyelos por unas nuevas que hagan bien su función. Y es que si están sucias o en malas condiciones no hacen bien su función y más que aportarnos visibilidad cuando llueve, pueden ser un estorbo en vez de una ayuda.

Adapta tus ruedas al tiempo

Los neumáticos vienen a ser los zapatos de los vehículos. Se trata de uno de los elementos más importantes y de los que depende buena parte de tu seguridad y de la del resto de personas que viajen en el interior del coche.

Neumáticos de invierno

En España, a diferencia de lo que ocurre en otros países de la Unión Europea, el uso de neumáticos de invierno no es obligatorio sino que son una alternativa a las cadenas.

Pese a esto, en algunas comunidades autónomas y provincias españolas es habitual circular con ruedas de invierno o ponerlas cuando llega el  mal tiempo. En cifras, el distribuidor de neumáticos Grupo Andrés ha fijado en 800.000 el número de vehículos que circularán con estas cubiertas a finales del invierno de 2016.

Adherencia

Cambiarle los neumáticos al coche por unos de invierno es una opción que deberías sopesar si vives en zonas en las que la temperatura ambiente se encuentra por debajo de los 7ºC. Por eso, si vives en zonas dónde son habituales las circunstancias meteorológicas adversas como las nevadas o las lluvias, utilizar unos neumáticos de invierno es una buena opción. Y es que circular con este tipo de ruedas ayuda a reducir situaciones de riesgo como el aquaplaning.

El caucho de los neumáticos de invierno es más flexible que el de los de verano. Esta peculiaridad facilita que no pierdan adherencia cuando las temperaturas son muy bajas. Y es que, cuando no es flexible éste se endurece, lo que afecta a la adherencia del vehículo al asfalto.

Distancia frenado

Otra de las razones de peso para colocar ruedas de invierno es la distancia de frenado. Según cálculos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), cuando la carretera está mojada y la temperatura es de 10ºC los metros necesarios para que un coche pase de 80 a 0km/h son 40 mientras que un coche con ruedas de invierno necesitaría 43.

Ahora bien, si conduces con nieve la necesidad de utilizar neumáticos de invierno se hace más real. Para pasar de 40 km/h a 0 km/h con unas ruedas de invierno se necesitarán 29 metros pero si las ruedas son de verano la distancia de frenado se dispara hasta los 42 metros.

Cadenas

Si vives en una zona donde el frio no es extremo y rara vez nieva entonces lo que más te conviene es circular con ruedas de verano o de todo tipo de clima y llevar en el maletero unas cadenas de nieve. El inconveniente de estos elementos es que son complicados de colocar pero si las probabilidades de que las uses son escasas no es necesario que lleves a cabo un cambio de neumáticos.

¿Cómo quitar la nieve de las lunas?

Si tu vehículo duerme en la calle debes tener en cuenta que las noches y madrugadas de más frío dan lugar al congelamiento de las lunas. Es muy habitual que cuando vayas a coger el coche te encuentres con una capa de hielo que cubre las lunas y que te haga imposible la conducción. Y es que la mala visibilidad es una de las circunstancias que pueden provocar un accidente.

Quitar la escarcha no es complicado pero es importante saber cómo hacerlo y contar con los instrumentos necesarios para ello. Más allá de la clásica funda de CD o del mítico DNI con los que raspar la luna, existen otros métodos más efectivos.

Existen otras alternativas menos agresivas para los cristales como es la utilización de un raspador de hielo fabricado específicamente para estas situaciones. Otro método es el de utilizar alcohol. Lo que nunca debes hacer es utilizar agua caliente ya que el contraste de temperatura puede provocar que el cristal de tu parabrisas se rompa o se agriete.

No utilices agua caliente para quitar el hielo del cristal, puede agrietarlo

Adapta tu conducción al invierno

Pero no sólo tienes que adaptar el vehículo al mal tiempo sino que también debes aprender a conducir en circunstancias adversas como con nieve y lluvia o con las carreteras heladas o mojadas. Y es que un reciente estudio elaborado por Goodyear y la TNS asegura que uno de los miedos de los europeos es sufrir un accidente de tráfico en invierno.

Para hacer lo posible por evitar un siniestro en la carretera es esencial extremar la precaución ya que, en esta época del año las horas de luz se reducen sustancialmente y las vías pueden presentar elementos que las hacen más peligrosas.

Dos de las situaciones que más te pueden asustar son la nieve o la lluvia. Bajo estas circunstancias es importante viajar con todos los elementos que juegan un papel primordial en estos momentos: ruedas de invierno o cadenas, el sistema de refrigeración en buen estado para desempañar los cristales si se empañan y los limpiaparabrisas en perfecto estado para despejar el agua y que ésta no nos quite visibilidad.

En cuanto a la velocidad, hay que adaptarla a las condiciones de la vía. Es conveniente circular despacio y mantener la distancia de seguridad. Además, en el caso de que la lluvia se intensifique lo más acertado es realizar una parada en un área de descanso y continuar el viaje cuando amaine o mejoren las condiciones.

Guarda la distancia de seguridad y realiza paradas en las áreas de descanso

Adapta tu seguro de Coche

A la hora de contratar un seguro de Coche hay que priorizar la necesidad de incluir ciertas coberturas por encima del precio. Y es que si se sufre un accidente es cuando más nos arrepentimos de no haber dado la suficiente importancia a determinadas garantías.

La asistencia en carretera es una de ellas. Quedarse tirado en mitad de un viaje por un fallo mecánico o un accidente es una de los percances habituales que te pueden suceder. En el caso de contar con una póliza que incluya esta cobertura será tu seguro el que corra con los gastos de reparación in situ o de remolque del vehículo y traslado de las personas que se encontraban en su interior. Igual de valorada suele ser la libre elección de taller. Poder elegir dónde quieres que sea reparado tu vehículo es, para muchos conductores, algo importante.

Rastreator.com reúne todas las condiciones para ser la web de referencia a la hora de contratar un seguro de Coche. No sólo te permite ahorrar tiempo y dinero sino que te ofrece las pólizas que más se adaptan, en precio y coberturas, a tus necesidades.

Diciembre 2015


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...