Dar un parte de accidente

  • Tras un accidente de tráfico, puesto a salvo todo el mundo, hay que rellenar la declaración amistosa de accidente.
  • Si el otro conductor no quiere firmar el parte amistoso llama a la Policía Local o a la Guardia Civil para que hagan el atestado.

 

Si vas conduciendo y presencias un accidente, haya o no heridos, no puedes “hacerte el loco”. Estés involucrado o no en el suceso, debes detener tu coche en un lugar donde no ocasione ningún peligro para los demás usuarios de la vía y acercarte hasta el lugar de los hechos para asegurarte de que los ocupantes están bien. No se trata de una norma cívica, sino de un deber fijado por ley.

En concreto, el Artículo 51 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial señala: “Los usuarios de las vías que se vean implicados en un accidente de tráfico, lo presencien o tengan conocimiento de él, estarán obligados a auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas, si las hubiere, prestar su colaboración para evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y esclarecer los hechos”. En el caso de que omitas el deber de socorro fijado por esa normativa puedes llegar a ser castigado con una pena de 3 a 12 meses, prorrogables a 18 en el caso de que el accidente se haya producido por una imprudencia tuya.

Ahora bien, si eres uno de los implicados, una vez superado ese trago y puesto a salvo todo el mundo llega el momento de rellenar la declaración amistosa de accidente para poder reparar el vehículo y dar parte a la aseguradora.

La ley indica que los usuarios implicados en un accidente de tráfico están obligados a auxiliar a las víctimas y prestar colaboración

¿Cómo rellenar un parte amistoso de accidente?

Tras un siniestro es necesario saber qué se debe hacer a la hora de rellenar un parte con los datos de los implicados y que las compañías aseguradoras de los implicados tengan toda la información necesaria para actuar en consecuencia. 2 tercios de los accidentados no saben cumplimentarlo correctamente, sin embargo, aprender a hacerlo sirve más allá de nuestras fronteras. El Parte Europeo de Accidente está normalizado para poder utilizarse en cualquier país, con la salvedad del idioma. Por eso, siempre es conveniente llevar uno en blanco en el coche, junto con los papeles del seguro de Coche, para agilizar los trámites llegado el momento. Antes de nada, no bajes del coche a auxiliar ni a obtener los datos para completar el parte sin ponerte el chaleco reflectante.

Datos generales del accidente

En los 5 primeros apartados de la declaración amistosa de accidente se recogen los datos generales sobre el siniestro.

Fecha

En el campo 1 es necesario apuntar la fecha y la hora del accidente.

Localización

En el apartado 2 del parte se debe indicar la localización, entendida como el país, y el lugar exacto donde ha tenido lugar el siniestro. Intenta indicar la ubicación exacta, indica la carretera para que quede más detallado.

Víctimas

En el punto 3 es necesario indicar si ha habido víctimas, incluso en el caso de que éstas sean leves. Para ello hay que rellenar la casilla del “no” o del “si”, sin necesidad de indicar la cuantía de las mismas al ser una respuesta cerrada.

Daños materiales

En el apartado de los daños materiales, el cuarto de la declaración amistosa, el accidentado debe indicar si se han causado daños a otros vehículos no involucrados directamente en el accidente, así como si objetos ajenos al mismo han sufrido deterioros. Las respuestas son cerradas y sólo admiten la afirmación o negación, por lo que no tendrás que dar detalles.

Testigos

En el caso de que las partes no se pongan de acuerdo y sea difícil esclarecer la responsabilidad en un accidente de tráfico siempre es positivo contar con la declaración de testigos que hayan presenciado el suceso. Por ello, en el apartado 5 del documento hay que indicar los datos de contacto de todos aquellos que lo hayan visto: nombre, dirección y teléfono. Así se les podrá localizar cuando sea necesario. Aunque en un primer momento pueda parecer que todo está muy claro siempre se recomienda recoger los datos de los presentes por si acaso en el transcurso de las acciones las cosas cambian.

Vehículos

Tras el encabezado, creado por los datos generales, el parte se disgrega en 3 columnas, una para cada vehículo implicado en el accidente y otra para las circunstancias del mismo. En la parte izquierda de la hoja aparece un recuadro azul, dentro del cual hay que incluir los datos del Vehículo A, mientras que los del Vehículo B deberán indicarse en la columna de la derecha, marcada en color amarillo. En ambos casos los datos a cumplimentar son los mismos:

Asegurado

Para cumplimentar este apartado hay que rellenar los datos del tomador del seguro, por lo que es muy útil tener cerca la póliza. Es necesario completar el nombre, apellidos, domicilio, código postal y país. Además del teléfono o email, aunque es recomendable poner ambos datos si se dispone de ellos para facilitar la comunicación. Ten cuidado a la hora de rellenar estos campos, un error puede dificultar la localización de la póliza y por lo tanto el pago del siniestro.

Conductor

Este campo se rellena a partir del permiso de conducir, ya que la información necesaria son los datos personales de la persona que conducía el vehículo en el momento del siniestro y los recogidos en el carnet.

Punto de choque inicial

En ambas columnas hay que rellenar el apartado 10, consistente en indicar dónde comenzó el golpe en el coche. En la columna central es necesario hacer un croquis del suceso, pero este dato también puede facilitar los trámites.

Daños y observaciones

Los últimos apartados de las columnas laterales son el espacio reservado para describir los daños que se aprecien tanto en el vehículo A como en el B junto con las observaciones que se quieran añadir sobre el siniestro.

Circunstancias

La columna central de la declaración amistosa de accidente es el lugar donde se indican las circunstancias en las que se ha producido el suceso, y por lo tanto se trata de una parte importante del documento, vital para asignar responsabilidades. Rellena todas las casillas que creas necesarias y en el croquis representa gráficamente el golpe explicando lo máximo posible.

El otro conductor ¿no quiere firmar el parte amistoso?

Si el conductor del otro coche no quiere firmar el parte amistoso, sea cual sea el motivo, lo mejor que puedes hacer es llamar a la Policía Local o la Guardia Civil. El documento facilita los trámites, pero a falta del mismo es necesario que las autoridades creen el documento de atestado que acredite tanto el accidente como los motivos del mismo para poder acudir a tu aseguradora.

Si el conductor del otro coche no quiere firmar un parte amistoso, lo mejor es llamar a la Guardia Civil o a la policía

Recuerda, en el momento inmediatamente posterior al siniestro es importante actuar con rapidez, controla que nadie esté herido y rellena la declaración amistosa de accidentes lo mejor posible, de ese modo será más sencillo determinar la responsabilidad del accidente y evitarás complicaciones posteriores. Pero atento, si tienes un accidente y no cuentas con un seguro de Coche, aunque sólo sea el obligatorio, puedes tener problemas. Compara precios y coberturas en el comparador de seguros de Coche de Rastreator.com y prevendrás obteniendo además el mejor precio.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...