¿Diésel o gasolina?

Hace años el precio del diesel era sensiblemente inferior al de la gasolina, pero desde hace un tiempo, ambos se encuentran bastante próximos, y aunque la tónica general es que el precio de la gasolina siga siendo un poco superior, incluso ha habido momentos en los que el diesel ha sido más caro que la gasolina. Elegir qué tipo de carburante quieres que lleve tu coche antes de comprarlo, es algo importante. Precisas conocer qué ventajas te proporcionan unos y otros, para elegir el que más se ajusta a tus necesidades. Desde Rastreator.com queremos ofrecerte algunas claves para que puedas decantarte por uno o por otro.

Las marcas de coches parecen decantarse mayoritariamente por los motores de diesel. En términos de demanda por parte del consumidor parece también que el diesel es el vencedor absoluto, ya que un 80% de compradores prefieren coches de diesel, sobre solo un 20% que sin embargo escogen los de gasolina.

Hay cálculos para todos los gustos, pero aún así, os vamos a indicar las mayores diferencias entre unos y otros:

  • Los motores de gasoil son más caros que los de gasolina, pero a la larga son más rentables. Un motor de gasoil puede durar sin problemas entre 300.000 y 500.000 kilómetros. En tales casos, desde luego compensa el motor de gasoil, pero pocos conductores le hacen tal número de kilómetros a sus coches.
  • El precio del diesel normalmente es inferior al de la gasolina (aunque hay momentos en que el diesel ha llegado a costar más que la gasolina). Además, el consumo de litros de combustible por kilómetro cuadrado es sensiblemente inferior en motores de diesel de igual potencia que los de gasolina.
  • La gasolina por su parte hace menos ruido, los coches que utilizan este combustible tienen una reacción mayor que los diesel y alcanzan mayor velocidad de una manera más rápida.
  • Los motores de diesel son menos contaminantes que los de gasolina, por lo que el marco legal actual, que penaliza las emisiones contaminantes, beneficia al diesel, en detrimento de la gasolina.

Sea como sea, para gustos están los colores, pero en el mercado español predomina el gusto por el diesel. También es cierto que los motores de diesel están mucho más desarrollados, aunque en los próximos tiempos se prevé que los fabricantes de coches impulsen los motores de gasolina, especialmente en cuanto al control de consumo.

Una tercera vía, combustibles menos contaminantes

Parece que en el futuro los coches utilizarán otro tipo de combustibles, biodegradables o compuestos por otras sustancias menos contaminantes. Ya están en el mercado los coches de hidrógeno, que utilizan el hidrógeno como combustible mucho menos contaminante que el gasoil o la gasolina. Se están desarrollando también otros motores que funcionen con gas natural, los coches eléctricos o motores con combustibles híbridos. Todos ellos buscan de una u otra manera reducir las emisiones y conseguir buenos motores que utilicen combustibles o energías alternativas.