Cómo hacer frente a una riada

Últimamente la meteorología en nuestro país está movidita y hemos asistido a nevadas de muchos centímetros, inundaciones, ríos que se salen de sus cauces etc. En tales situaciones lo mejor es no conducir, pero a veces esto puede ocurrir de repente cuando ya estamos dentro del vehículo y podríamos tener que enfrentarnos a algunos episodios no muy recomendables, pero lo mejor es estar preparado y saber cómo reaccionar y qué hacer. Con este artículo, desde Rastreator.com queremos informarte de los pasos que tendrás que dar en situación de riada, esperando que nunca te encuentres en una de esas situaciones.

Riadas, un fenómeno bastante posible en nuestra conducción

En ocasiones, la lluvia puede empezar de un modo torrencial y anegar la carretera en pocos minutos. Si nos pilla dentro del vehículo podemos vivir una situación bastante angustiosa ya que el vehículo puede empezar a inundarse y deberemos actuar eficaz y rápidamente, intentando cumplir al pie de la letra las siguientes recomendaciones:

  • Salir cuanto antes del vehículo. Si ves que el agua supera la altura de los bajos de su vehículo, lo mejor es abandonarlo cuanto antes.
  • En el caso de no poder abrir la puerta, abandonar el vehículo por la ventana. Puede ser que la fuerza del agua le impida abrir la puerta, en cuyo caso lo mejor es bajar la ventana y salir por ella. Si la ventana tampoco se abre, rompa la luna de la ventanilla con un objeto punzante y salga a través de ella.
  • Salir por el lado del vehículo contrario a la corriente. El impacto de la corriente siempre es importante, por lo que es preferible salir por el lado contrario o subirse al techo del vehículo y esperar el momento más oportuno.
  • Nadar siempre en la dirección de la corriente. Nunca se debe nadar contra corriente, sino nadar a favor de la misma dirigiéndose a un punto seguro como la orilla, un árbol o cualquier otro sitio que nos permita salir de la corriente.
  • Si el coche está muy sumergido, espere a que se llene de agua para poder abrir la puerta. En el techo del vehículo siempre se forma una burbuja de aire. Sin embargo, resulta preferible y menos peligroso salir por la ventana antes de que el vehículo se inunde por completo.

Lo mejor es no transitar por zonas de riadas, ni aunque conozcamos dicha zona profundamente. En caso de hacerlo, debemos tener mucho cuidado, ya que la riada puede haber provocado que se desplacen algunos elementos de la vía como árboles, señales, corrimientos de tierras etc. Pero si alguna vez le sucede una situación así, sobre todo hay que reaccionar rápidamente aplicando todos los puntos y recomendaciones anteriores.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Eva MonteroRastreator.com


Seguro que te interesa...