El uso que le das a tu coche y tu seguro

Cuando rellenas nuestro formulario para obtener precios de seguros de coche, te encontrarás con la siguiente pregunta: ¿Para qué utilizas normalmente tu coche? Todas las aseguradoras te harán está pregunta cuando vayas a contratar tu seguro de coche, ya que es uno de los factores que influyen en el precio final de la póliza. Se refiere al uso concreto que le das a tu coche. Según para qué lo utilices, el precio de tu seguro puede verse incrementado o reducido. Por ejemplo, si eres un comercial que utilizas el coche para desplazarte, la prima a pagar se verá incrementada por el simple hecho de que pasas más tiempo en la carretera que una persona que utilice el coche de manera más doméstica y no profesional.

Cuando vayas a contratar un seguro de coche, ya sea por teléfono o por Internet, debes indicar de forma precisa y sincera el uso que le das a tu coche. Si le dieses otro uso que el indicado, puedes encontrarte con que la aseguradora no pagué los gastos en caso de reparación o siniestro.

En el uso que hagas de tu coche pueden distinguirse dos ámbitos:

  • Particular: se refiere a un uso doméstico y no profesional, desde un uso puntual del vehículo (fines de semana, vacaciones, etc.), un uso más diario (para ir al trabajo, recoger a los niños del colegio, etc.), hasta a alguna tarea profesional ocasional (viaje de negocios, acudir a una reunión, etc.). Según le des uno u otro uso, el precio de tu seguro se verá incrementado en mayor o menor medida. Si utilizas el coche de manera puntual, la prima a pagar será más baja que si lo utilizas todos los días, más que nada porque hay menos riesgo de tener un percance si no pasas mucho tiempo conduciendo.
  • Profesional: el uso profesional se refiere a aquellas actividades profesionales en las que el coche se utilice como una herramienta de trabajo, tales como repartidor, taxista, etc. En estos casos el precio del seguro es diferente que si se le diera un uso doméstico al coche, ya que existen más riesgos al pasar más horas en la carretera. Para estos colectivos existen ofertas especiales de las aseguradoras destinadas específicamente para estos profesionales.

Básicamente, cuando vayas a contratar un seguro de coche, estos son los dos usos, con sus distinciones propias, que deberás seleccionar a la hora de indicar el uso que le das a tu coche. Recuerda que has de ser completamente sincero en este sentido, no intentes ahorrar unos cuantos euros camuflando el uso que le das a tu vehículo, ya que si has mentido en este sentido, la aseguradora puede no cubrir los gastos en caso de siniestro.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...