Más de 15 millones de conductores reconocen quedarse dormidos al volante

9 de julio de 2015

Unos 15 millones de españoles se han quedado dormidos conduciendo su vehículo alguna vez, según el estudio Sueño y fatiga, ¿cuáles son los hábitos de los conductores españoles? del Comisariado Europeo del Automóvil (Fundación CEA). En el informe también se indica que menos de la mitad, el 49,93%, para cuando siente cansancio en un viaje largo.

Fatiga y somnolencia en la conducción

Según los datos de la Fundación CEA, entre los síntomas que el conductor ha sentido alguna vez al volante, destaca la somnolencia, ya que el 71,65%, reconoce haberla sufrido. Además, un 59,22% afirma haber tenido alguna vez microsueños, uno de los efectos más negativos de tener sueño al conducir, según la fundación.

Su peligrosidad reside en que pueden acabar provocando un accidente de tráfico, ya que en breves intervalos de tiempo (2-3 segundos) el conductor cierra los ojos, se duerme y pierde la consciencia respecto a la carretera, señales u otros vehículos. Éstos causan el 24% de los accidentes mortales en autopista.

También, más del 40% de los accidentes están estrechamente relacionados con la fatiga, que está íntimamente relacionada con el sueño y que puede estar motivada por una intensa actividad física, o una mezcla de actividad física e intelectual.

Perfil de riesgo

Los conductores que presentan, según el estudio, un elevado riesgo de accidentes como consecuencia del sueño son jóvenes entre 18 y 29 años, trabajadores a turnos, conductores que lo hacen bajo efectos de alcohol y/o drogas y aquellos que presentan enfermedades relacionadas con el sueño.

En cuanto a la accidentalidad vial laboral, la mayoría de los siniestros mortales ocurren de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 8 de la tarde. La fundación indica que éste es un recorrido en el que se baja la guardia por su habitualidad, pero en el que concurren, muy a menudo, riesgos como la rutina, las prisas o el cansancio, “auténticos enemigos de la seguridad vial”.

Efectos y consecuencias

El Comisariado Europeo del Automóvil advierte que tras 17 horas despierto y en actividad, los reflejos de un conductor al volante disminuyen como si tuviese 0,5 gramos de alcohol en sangre.

Además, desde el punto de vista jurídico, la fundación subraya que en un accidente con daños personales, el conductor que haya sufrido somnolencia puede ser castigado por una imprudencia grave con hasta 10 años de retirada del permiso de conducir y 5 de prisión.

Tratamientos y enfermedades del sueño

Por otro lado, en el informe se incide en que tanto los trastornos del sueño como los tratamientos farmacológicos pueden ayudar a tener o incrementar la sensación de fatiga, a producir situaciones de somnolencia o incluso dormirse al volante. “Es importante que los médicos tengan bien informados a sus pacientes que se puedan encontrar, por tratamiento o enfermedad, expuestos a estos casos de especial gravedad”, informan.
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Dolores MoretRastreator.com


Seguro que te interesa...