Conducir bajo los efectos del alcohol, causa del 25% de los accidentes en Europa

21 de agosto de 2015

En 2014, el 39% de los conductores que fallecieron en un accidente de tráfico habían consumido drogas o alcohol. Y es que, según datos del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), conducir bajo los efectos del alcohol es la causa del 25% de los siniestros en Europa.

Consecuencia de conducir después de beber

En una prueba de alcoholemia, los conductores que den una tasa de alcohol superior a 0,60 mg/l estarán cometiendo un contra la seguridad vial. El Reglamento General de Circulación establece que no se puede circular con un vehículo cuando la tasa de alcohol supere los 0,5 gramos por litro, o la de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro. Y es que, el alcohol es uno de los factores de riesgo más presente en los accidentes de tráfico. Según CEA de cada 100 accidentes mortales, está implicado de uno u otro modo en entre 30 y 50 de ellos.

Una cerveza de más, 500 euros y 4 puntos

Un hombre de unos 70 kg que haya bebido 2 cervezas o una copa y media de vino o una mujer de unos 60kg que haya consumido una cerveza o una copa y media de vino podría llegar a dar una tasa de entre 0,25 y 0,50 mg/l en aire expirado. Aunque, ésta puede variar en función de cada persona. La multa a la que se enfrentaría una persona con estos niveles de alcohol es de 500 euros y la pérdida de 4 puntos de su permiso de conducir.
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...