La edad del parque automovilístico está relacionada con el aumento de la siniestralidad

22 de abril de 2014

La situación económica ha llevado a muchas familias a alargar al máximo la vida de sus automóviles, cuya edad media se sitúa en los 10,7 años. Esto supone retrasar el cambio de vehículo hasta en 18 meses más que antes de la crisis. Esta medida de ahorro influye directamente en la siniestralidad, según el Observatorio del Vehículo de Empresa, CVO, promovido por Arval. De hecho, la tendencia bajista de la siniestralidad puso su punto y final el pasado mes de marzo cuando se registraron 76 accidentes, 12 más que los contabilizados hace un año.

Cambiar de coche, un lujo

El estudio muestra cómo desde que terminó el Plan 2000E en 2010 y se intensificaron las restricciones al crédito la compra de un vehículo se ha convertido “en un lujo al alcance de tan sólo unos pocos”. Es por eso que la edad media del parque automovilístico ha aumentado de los 9,1 años en 2009 a los casi 11 en 2013.

Pese a que en los últimos 5 años España arrastra un déficit de matriculaciones superior a los 3 millones el “desplome del mercado” se ha evitado gracias a la puesta en marcha en 2012 del Plan Pive, que ya va por su quinta edición.

Crece la venta de coches mileuristas

El aumento de la edad del parque ha estado motivado tanto por el déficit de las matriculaciones como por el auge de ventas de coches mileuristas. Son vehículos antiguos, con un elevado número de kilómetros y un bajo precio que permite a los usuarios pagarlos al contado sin necesidad de pedir un préstamo.

Las empresas se suman a esta práctica

Tal y como asegura el estudio de Arval las empresas, en su afán por contener su gasto, también han retrasado la renovación de su flota. Las que operan en el sector del “renting” han optado por “prorrogar sus contratos con los operadores antes que invertir en flotas”.

Aunque el colectivo que se ha visto especialmente afectado por la crisis económica ha sido el de los autónomos. Éstos han alargado la vida de sus furgonetas, su herramienta de trabajo, 4 años más que antes de la crisis. Así, la edad media del parque de furgonetas se sitúa en los 13 años frente a los 8,8 de hace unos años.

“Estamos viendo que existe una necesidad creciente de renovar el parque por una cuestión de seguridad y también de imagen. Un coche de más de diez años triplica el riesgo de accidentes, por lo que impulsar el rejuvenecimiento del parque con planes de ayuda es una buena medida. Si no se promueven en mayor medida fórmulas alternativas a la compra, llegar a los objetivos de la DGT no será tarea fácil”, afirma Alejandro Madrigal, director del CVO.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com