Viajar en sentido contrario a la marcha reduce un 95% las lesiones graves de los niños

27 de octubre de 2016

Viajar en sentido contrario a la marcha reduce las lesiones graves hasta un 95%, especialmente en niños de entre 2 y 4 años y hace que el niño viaje hasta 5 veces más seguro. Son algunos de los datos presentados por la Fundación MAPFRE en su último Informe sobre seguridad infantil en automóvil en España y Latinoamérica. De hecho, según ha señalado Jesús Monclús, director de seguridad vial de MAPFRE, “un niño viajando hacia atrás, prácticamente está protegido al 100% de un accidente”.

Al hilo de esto ha señalado que “los más pequeños deberían viajar mirando hacia atrás no sólo hasta que cumplen 1 ó 2 años, sino hasta los 3 o incluso los 4 años”. De este modo, ha apuntado que su reto es conseguir que los niños mayores de 2 años también circulen de manera contraria a la marcha y ha reiterado la importancia de que los niños de hasta 25 kg viajen hacia atrás.

Pruebas de impacto

Además, la Fundación MAPFRE ha realizado diferentes ensayos de choques para demostrar las consecuencias de que los niños viajen sin sistemas de retención infantil o con dispositivos no homologados o no adecuados a su tamaño y peso.

Así, las pruebas de impacto demuestran que viajar con holguras en el cinturón de seguridad o el arnés provoca daños a los niños en cabeza y tórax, de igual forma que ocurre al utilizar sistemas de retención no adecuados. Por ejemplo, señalan que si un bebé de 6 meses viaja en el regazo de un adulto, en caso de accidente sería despedido hacia delante y se vería aplastado por la persona que lo llevaba encima. En cuanto a un niño de 6 años que viaje sentado en el asiento trasero sin cojín elevador, su cinturón de seguridad se desplazaría y provocándole graves lesiones en el cuello y el cuerpo deslizándose hacia abajo con consecuencias fatales.

“Objetivo Cero”

Según ha señalado Monclús, la Fundación MAPFRE persigue el “Objetivo Cero” que pretende alcanzar cero víctimas dentro de las ciudades antes de 2030 y en carreteras antes de 2050, ya que parte de la base de que todas las lesiones graves o mortales son evitables. También ha señalado la necesidad de establecer objetivos y planes de acción conjuntos que permitan reducir la siniestralidad.

Por otro lado, también ha recordado que es necesario mejorar el conocimiento de los padres y madres sobra la necesidad de que los niños mayores sigan  utilizando sillitas infantiles o asientos elevadores, no sólo hasta que midan 135 cm, como dice la ley, sino hasta que el cinturón de seguridad de adulto se ajuste con seguridad. Para ello, la banda inferior ha de pasar por encima de los huesos de la pelvis y nunca del estómago, y la superior debe pasar por encima de la zona media del esternón y la clavícula sin que quede demasiado cerca del cuello.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...