Accidentes frecuentes de los niños en el hogar

Enchufes y cables eléctricos, sartenes y cazuelas, objetos cortantes, medicamentos o los productos de limpieza, escaleras si las hubiera. El glosario de amenazas para los niños dentro del hogar incluye objetos, y lugares, de todo tipo. Los más pequeños tienen un plus de desprotección frente a posibles situaciones que pueden surgir dentro de casa. La prevención por parte de los padres es el mejor recurso para evitar riesgos que suelen ser la excepción en el pliego de condiciones de los seguros de hogar. En Rastreator hemos resumido los accidentes domésticos comunes entre los niños.

Electricidad. Los enchufes y cables eléctricos pueden ser muy peligrosos para los niños. Algunas medidas para minimizar riesgos consisten en tener instalado un interruptor diferencial. Se trata de un mecanismo que, ante un crecimiento de la corriente, la corta. Es un método útil para evitar cortocircuitos. También se recomienda proteger todos los enchufes de la casa, sobre todo los colocados al alcance de la mano de los pequeños, para impedir que metan en ellos los dedos. Los enchufes con toma de tierra son también una buena opción para prevenir calambres y accidentes.

Quemaduras. No sólo pueden producirse en la cocina, que es la estancia unánimemente aceptada como la más peligrosa para los niños. Algunas de las precauciones más elementales son evitar que los mangos de las sartenes o cazuelas sobresalgan de las placas e impedir así que los pequeños las agarren. De la misma manera, no se debe dejar a los niños jugando en el suelo debajo de los fuegos de la cocina, cualquier descuido puede provocar que se derrame lo que se está cocinando y se quemen. También se deben tomar las lógicas precauciones al bañarlos. La piel de los bebés es muy delicada y el agua demasiado caliente puede provocar quemaduras.

Cortes. Como es lógico, se debe mantener a los niños apartados de los objetos cortantes. Para reducir riesgos se pueden instalar cierres de seguridad en los cajones de la cocina donde se guardan los cubiertos.

Intoxicaciones. Los niños tienen tendencia a meterse en la boca los objetos nuevos que descubren. Por ello conviene apartar de ellos sustancias que puedan ser tóxicas, como los medicamentos o los productos de limpieza. Es preferible guardar estos productos en lugares elevados, ya que así se dificulta su acceso a ellos.

Caídas y golpes. Son unas de las causas más frecuentes de accidentes infantiles en el hogar. No se debe olvidar que los niños pequeños son muy frágiles. Cuando los hijos sean pequeños y duerman aún en la cuna se debe extremar la precaución de mantenerla acolchada e instalar protectores. De la misma manera, si en la casa hay escaleras se pondrá especial cuidado en impedir que se desplacen por ellas solos.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar