Ahorro de energía en tiempos de crisis

La crisis ahoga cada vez más las economías domésticas. Al incremento del IRPF, el IBI o los carburantes hay que sumar importantes subidas de luz y electricidad el pasado año. Si los sueldos no suben y las facturas no paran de crecer, se hace imprescindible un esfuerzo para el ahorro de energía.

Hay muchas cosas que un seguro de hogar puede hacer por nosotros, pero el ahorro de nuestras facturas de luz, gas y agua sólo está en nuestras manos.

Consejos para ahorro de agua:

No dejar el grifo abierto al lavarse los dientes y cerrarlo mientras nos enjabonamos en la ducha; vaciar la cisterna del inodoro sólo cuando sea imprescindible y no usarlo como cubo de basura; evitar el goteo de grifos y cambiarlos por sistemas monomando; instalar dispositivos de ahorro en cisternas, grifos y duchas; utilizar lavadora y lavavajillas sólo cuando estén completos; utilizar la ducha en lugar del baño; regar jardines sólo de noche o a primera hora de la mañana.

Consejos para ahorro de luz:

Contratar tarifas nocturnas; aprovechar la luz natural; escoger pinturas de color claro para paredes y techos que intensifican la luz; usar bombillas de bajo consumo y tubos fluorescentes en la cocina; colocar detectores de presencia en porches y garages para su encendido y apagado automático.

Consejos para ahorro de gas:

Elegir calderas de condensación, mucho más eficientes; regular la temperatura a unos 22 grados; no tapar ni obstruir radiadores para aprovechar mejor el calor; instalar dobles cerramientos y aislar bien puertas y ventanas; cerrar persianas y cortinas por la noche.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar