Contratar un seguro de Inquilino: ¿te conviene?

  • Un seguro de Inquilino es básicamente una póliza de Hogar adaptada a las necesidades del arrendatario.
  • La ley señala al inquilino como responsable de mantener la vivienda en buen estado y en las mismas condiciones en las que se alquiló.

Un total de 17,8 millones de viviendas en España están aseguradas. Aunque no es una póliza obligatoria (sólo lo es en las viviendas hipotecadas), el 76% de los hogares españoles tienen un seguro que los protege frente a siniestros como robos o incendios. No obstante, el número de viviendas aseguradas desciende en aquellas que son más pequeñas. Por ejemplo, según la Memoria Social del Seguro 2014 de Unespa, apenas un 31% de los apartamentos de 35 metros cuadrados o menos contaba con un seguro de Hogar. Por ello, algunas viviendas en alquiler puede que no tengan contratada una póliza de Hogar. Además, aunque la posean, lo más seguro es que no cubran el contenido y las pertenencias del arrendatario en caso de siniestro. Por otro lado, la ley señala al inquilino como responsable de mantener la vivienda en buen estado y en las mismas condiciones en las que se le alquiló, además de tener que responder en caso de que se dañe parte del mobiliario. Igualmente, si causase daños a vecinos colindantes, podría tener que pagar los desperfectos que haya causado. Por ello, muchos arrendatarios deciden ser prudentes y contratar un seguro de Inquilino que los proteja en caso de daños a terceros, accidente, robo o incendio.

Qué es y qué ventajas tiene

Un seguro de Inquilino es básicamente una póliza de Hogar adaptada a las necesidades del arrendatario. Entre las típicas coberturas, las compañías suelen añadir garantías que pueden proteger al inquilino en caso de que suceda un siniestro. Entre ellas se encuentra la de Responsabilidad Civil. Esta garantía se activa cuando, por ejemplo, un inquilino se deja un grifo abierto e inunda la casa a la vez que provoca goteras al vecino de abajo. Esta cobertura es muy importante, ya que aunque el casero posea un seguro, el responsable de lo que pueda ocurrir en la casa es el inquilino, por lo que si no tuviera una póliza, se encargaría de pagar los desperfectos.

Este tipo de seguros suelen incluir una cobertura de recuperación de fianzas que garantiza su reclamación al arrendador de forma amistosa o judicial

Por otro lado, puede ocurrir que si una persona está de alquiler en una vivienda y se va a otra, el casero no quiera devolverle el importe de la fianza que pagó al principio del contrato. Por este motivo, este tipo de seguros suelen incluir una cobertura de recuperación de fianzas que garantiza su reclamación al arrendador de forma amistosa o judicial. Además, también incluyen coberturas de robo que garantizan la cobertura de todos los objetos y enseres personales. En este caso la cobertura cobra especialmente importancia porque el seguro del arrendador no cubre las posesiones del inquilino. Además, si un siniestro como un incendio dejase la casa temporalmente inhabitable y el inquilino no tuviese dónde ir el seguro se encargaría de cubrir los gastos derivados de la inhabitabilidad.

¿Tiene obligación el inquilino de contratar un seguro?

No, el inquilino no tiene obligación de contratar un seguro de alquiler, ya que es el propietario el encargado de asegurar su vivienda ante daños como un incendio, escape de agua, etc. No obstante, el arrendador no tiene la obligación de responder en caso de que al arrendatario le roben sus pertenencias o cause daños a otros vecinos. En este tipo de situaciones es el inquilino el que tiene que hacerse cargo. Por ello, aunque el seguro no es obligatorio, suele ser contratado para evitar correr con los gastos económicos de los siniestros.

No hace falta que los seguros del arrendador y el arrendatario se realicen con la misma compañía. No obstante, si se firman con una única aseguradora, se evitarían las coberturas duplicadas o innecesarias, y tanto el contenido como el continente, así como la responsabilidad civil estarían cubiertos.

¿En qué casos no se puede contratar un seguro de Inquilino?

No obstante, el seguro de Inquilino no se puede contratar bajo cualquier circunstancia. En caso de que se trate de una casa con alquiler compartido o no exista un contrato de alquiler legal, las compañías aseguradoras pueden negarse a realizar un contrato. Por otro lado, la compañía puede poner pegas a la hora de asegurar el contenido en viviendas con un contrato de alquiler inferior a un año o en aquellas que se destinen a alojamiento turístico o turismo rural.

El seguro de Inquilinos no se puede contratar en caso de que se trate de una casa con alquiler compartido o no exista un contrato legal por escrito

Comparar antes de contratar un seguro

Antes de contratar un seguro de Hogar para inquilinos o arrendadores, es recomendable comparar varias pólizas de distintas aseguradoras, ya que no todas las compañías tienen las mismas coberturas ni condiciones. De este modo, se evita firmar pólizas que no se adapten al caso personal o no brinden la protección que se necesite. Para encontrar el mejor seguro, se puede utilizar el comparador de seguros de Hogar de Rastreator.com, con el que se ahorra tiempo y dinero.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar