Cuál es el valor de la casa que quiero, según Hacienda

Supongamos que estamos interesados en comprar un piso que, quizá debido a la crisis, ha rebajado sustancialmente su precio. No se precipite. El “chollo” puede terminar pasándole factura. Conviene saber qué valor mínimo otorga Hacienda a la propiedad que le interesa, para pagar los impuestos que correspondan y no tener después sorpresas ni reclamaciones. Generalmente, los precios mínimos están por debajo del precio de venta, pero con la crisis y en lugares donde la vivienda ha bajado mucho, hay cada vez más casos en los que no ocurre así.

Desde Rastreator queremos ofrecerte orientación sobre esta cuestión. El valor mínimo de una casa guarda relación con los criterios que cada Administración regional fija por su cuenta, de manera que estamos ante un escenario diverso. En algunos casos, se toma como referencia el valor catastral de la vivienda, que se multiplica por un coeficiente según la ubicación del inmueble. Este es el caso de Andalucía o Cataluña. En otros casos, la Administración divide su territorio en diferentes zonas, a cada una de las cuales corresponde un determinado precio mínimo por metro cuadrado, como hace la Comunidad de Madrid.

En cualquier caso, lo que hay que dejar claro es que, antes de escriturar un piso, debes informarte de la valoración que el inmueble tiene para la Administración en la oficina de tributos de la Comunidad Autónoma donde se encuentre la vivienda. De esta manera, podrás conocer qué gasto te supondrá el pago de impuestos, podrás planificar el importe con que necesitas contar y sobre todo, evitarás el susto que te puede suponer una reclamación posterior por parte de Hacienda.

En caso de que escritures la casa por debajo del mínimo estipulado por Hacienda y pagues un impuesto de transmisiones patrimoniales menor de lo debido, ésta te notificará el importe que adeudas por la diferencia. Desde que recibas la notificación, dispondrás de un plazo de alegaciones en el que poder argumentar por qué el precio pagado por la casa es inferior al calculado por ellos como precio mínimo. Alegaciones típicas son deficiencias en el estado de conservación, que la vivienda se compra con inquilino (lo que reduce su valor) o aportar un informe de tasación de un experto independiente que muestre que el valor real de mercado de la propiedad es menor que el que consta a la Administración, pero, en cualquier caso, que el recurso se admita y te salves de pagar el “extra” en el impuesto es bastante improbable y sólo se conseguirá en casos muy justificados, por lo que no cuentes con ello de antemano, ya que Hacienda “respeta” que encuentres un chollo, pero ella quiere recaudar como si la transferencia se hiciera al menos por un valor mínimo.

Cuando una persona compra una casa usada tiene que pagar el 8% del importe de compra que figura en la escritura correspondiente al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) que establecen las Comunidades Autónomas. Normalmente, no hay ninguna anomalía, pero en los últimos tiempos crecen los casos en los que hacienda reclama al comprador un pago superior al que inicialmente ha abonado. Se está dando este caso especialmente cuando el comprador ha encontrado piso a bajo precio; una “ganga”, vamos.

Recuerda además que muchos contribuyentes pueden desgravar su seguro de hogar en la declaración de Hacienda siempre y cuando esté asociado a la contratación de una hipoteca. Rastreator te recuerda además que, en caso de que no te hayas acordado de deducir los gastos por el seguro de hogar asociado a la hipoteca, siempre podrás incluirlo en una declaración complementaria antes de que finalice el plazo.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar