¿Qué pasa con el seguro de Hogar al vender la vivienda hipotecada?

Abril de 2015

  • El condicionado de la póliza debe incluir las consecuencias de cancelar el seguro de Hogar de manera anticipada.
  • La prima no consumida puede ser reintegrada al tomador si la aseguradora no acepta al nuevo dueño de la vivienda.

Tener en propiedad una vivienda no supone estar obligado a contratar un seguro que la proteja. Al contrario de lo que sucede en el caso del seguro de Coche o Moto, el seguro de Hogar no suele ser ineludible (a no ser que la vivienda esté hipotecada). Sin embargo, sí es recomendable contar con una póliza de este tipo para evitar las consecuencias económicas que pueden derivarse de un siniestro en la vivienda.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el año 2014 se vendieron un total de 319.389 viviendas en España, casi 200.000 usadas, lo que quiere decir que de cada 3 transacciones inmobiliarias 2 eran de hogares de segunda mano. Por otro lado, según los últimos datos disponibles de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), el 69% de las viviendas españolas cuentan con un seguro Multirriesgo del Hogar, por lo que en muchos casos las viviendas que se traspasan de un propietario a otro pueden contar con esta póliza. ¿Qué ocurre cuando se vende una casa que está asegurada? ¿Se cancela el seguro de Hogar? ¿Devuelve la aseguradora el importe de la prima no utilizado?

Cancelar un seguro de Hogar

La duración de un seguro de Hogar, como uno de Coche, Salud o Ciclomotor, entre otros, está determinada en las Condiciones Particulares de la póliza. En general, suele tener validez durante un año y puede establecerse que, llegada la fecha, se prorrogue automáticamente durante otros 12 meses. En caso de contratar la póliza por un periodo de un año sin prórroga, ésta se cancelará en el momento en que expire. Sin embargo, para dar de baja el seguro de manera correcta cuando se tiene la auto-renovación es necesario comunicar a la aseguradora la oposición con un plazo mínimo de 2 meses de antelación a la fecha de renovación, según la Ley 50/1980.

Si se pretende anular la póliza que se tiene contratada porque se vende la vivienda asegurada es posible que no se pueda esperar a la fecha de vencimiento para realizar los trámites necesarios, por lo que es importante saber qué va a pasar con el seguro de Hogar. Esto depende de varios factores, como el estado de la hipoteca y la aseguradora concreta.

¿Qué ocurre con la prima no consumida?

A la hora de cancelar el seguro de Hogar por la venta de la vivienda es importante prestar atención a todas las cláusulas del contrato firmado con la aseguradora. En sus condiciones se deben indicar, según la norma décima de la Circular 5/2012, de 27 de junio, del Banco de España (vigente desde el 1 de julio de 2013), los gastos que el cliente debe soportar o las compensaciones que ha de recibir “como consecuencia de la finalización de la relación contractual o de su cancelación anticipada”.

Además, la misma norma indica que se deben incluir en la póliza los posibles reembolsos o compensaciones que pueden corresponder al asegurado por la anulación de productos vinculados que sean innecesarios por la cancelación. En concreto, la normativa indica que “en el caso de seguros vinculados, se incluirá el derecho del cliente a percibir los extornos de la parte de la prima no consumida”. Es decir, que el Banco de España reconoce el derecho del particular a recuperar la parte de la prima que no se ha utilizado, sin embargo, esto dependerá de la aseguradora, ya que algunas podrían no aplicar esa cláusula alegando que se han dado partes de siniestro en el año en curso, por ejemplo.

Algunas aseguradoras permiten cancelar anticipadamente el seguro de Daños por distintas causas, y devuelven al usuario la parte de la prima no consumida, a la que restan un porcentaje o cantidad fija por los gastos de gestión. Sin embargo, otras indican en su Condicionado General el derecho de la compañía a “hacer suya la prima no consumida” en el caso de que durante la vigencia del contrato se produjera la desaparición del riesgo cubierto, es decir, si se anula la póliza antes de su finalización.

Venta de la vivienda hipotecada

Una de las razones por las que se podría cancelar el seguro de Vivienda es por la venta de ésta. Al suscribir un préstamo hipotecario existe obligación de contratar un seguro contra daños, si éste se emite en conformidad con la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario y las normas que la desarrollan. Concretamente, esta póliza debe proteger la vivienda frente a incendio y elementos naturales, además de otros daños. Esto se debe a que el inmueble actúa como garantía de cobro para la entidad que cumple el papel de prestamista, ya que en el caso de que la casa se destruyese la garantía desaparecería si no estuviera asegurada.

Es lógico, por lo tanto, que cuando se quiere traspasar la propiedad de una vivienda hipotecada ésta tenga una póliza. Sin embargo, con la contratación únicamente de la garantía esencial, la obligatoria, el seguro sólo cubrirá el continente, quedando excluido el contenido.

Hipoteca subrogada

Cuando se vende una casa una de las situaciones que pueden darse es que el que va a ser el nuevo propietario subrogue la hipoteca que tenía contratada el dueño original. Sería como cambiar de nombre la hipoteca, y con él la persona que tiene obligaciones con el banco. Si es ésta la opción seleccionada, el seguro de Hogar sería traspasado al igual que el préstamo. Es decir, el nuevo dueño adquiriría el préstamo y los derechos y obligaciones del tomador de la póliza contratada para la vivienda. .

En el caso de querer subrogar la hipoteca y el seguro de Hogar, el tomador debe informar al nuevo propietario de su existencia y a la aseguradora de la transmisión de la vivienda y la póliza (en un plazo de 15 días generalmente). En ese caso sería necesario que la aseguradora declarase su conformidad en cuanto al cambio de tomador de la póliza, para ello dispone de 15 días desde que conoce la transmisión. Si la aseguradora no acepta el cambio de tomador debería devolver la prima pendiente. Esta obligación viene contemplada en el artículo 35 de la Ley de Contrato de Seguro, que dice textualmente que “el asegurador deberá restituir la parte de prima que corresponda a períodos de seguro, por los que, como consecuencia de la rescisión, no haya soportado el riesgo”.

Cancelación de la hipoteca

También es posible que el nuevo dueño de la vivienda decida contratar un préstamo hipotecario distinto y no subrogar el vigente, o bien, no solicitar hipoteca. En estos casos, al igual que se cancela la vigencia de la hipoteca sería necesario cancelar el seguro de Hogar suscrito para la misma. Tanto en este caso como en el de que tras comunicar al comprador la existencia de un seguro de Hogar éste decida no mantenerlo y contratar otro, la aseguradora debe anular el contrato tras la notificación y devolver la prima pendiente.

Por otro lado, si el nuevo propietario decide contratar un nuevo seguro de Hogar puede rescindir el contrato si se lo comunica a la aseguradora en el plazo de 15 días, contados desde el momento en el que conoció la existencia de la póliza. En este caso la compañía tiene derecho a la prima que corresponde al periodo “que hubiera comenzado a correr cuando se produce la rescisión”.

Caso especial: seguro plurianual de Hogar

Según el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro, al tratarse de un seguro de daños la póliza no puede establecerse para un plazo superior a 10 años. Esto es así porque aunque la mayoría de las pólizas se suscriben de manera temporal anual renovable también existe la modalidad de duración plurianual y a prima única.

En los seguros contratados a prima única se protege con una sola póliza un bien durante un periodo concreto de tiempo, lo que quiere decir que ambas partes están de acuerdo con la duración y ninguna puede ponerle fin de manera unilateral. Sólo sería posible hacerlo en los casos que se estipulen en su condicionado.

En muchas ocasiones la duración de la cobertura es la misma que la del préstamo, por lo que el usuario abona la prima completa en un sólo pago. En este caso, si se cancela el contrato hipotecario se procede a la devolución de la prima no consumida.

Cancelar el seguro de Hogar por el fin de la hipoteca

Tras la aprobación de la Directiva 2014/17/UE las entidades financieras tienen prohibido por ley vincular la concesión de una hipoteca a la compra de un seguro, pero sí pueden exigir al consumidor que disponga de una póliza que garantice el reembolso del crédito. Con quién se contrate es elección del cliente, aunque lo que sí suelen hacer los bancos es ofrecer condiciones más ventajosas si se contrata con la aseguradora con la que ellos trabajan. Por lo tanto, es posible que no sólo se desee cancelar el seguro de Hogar por la venta del domicilio o por la amortización del préstamo.

Normalmente para cancelar el seguro de Hogar, al igual que cualquier otro tipo de póliza, es necesario comunicar a la aseguradora el deseo de no renovar con 2 meses de preaviso antes de la fecha de fin del contrato auto-renovable. Sin embargo, si dicha anulación se produce como consecuencia de la venta de la propiedad es posible obtener un reintegro de la prima no consumida. Si quieres cambiar de compañía debes tomar la decisión anticipándote a la fecha de renovación, pero busques un nuevo seguro de Hogar o cambiar de aseguradora Rastreator es la mejor solución. En un par de minutos podrás comprobar las distintas pólizas de Vivienda a las que puedes acceder y comparar sus precios y coberturas para contratar la que más te interese.
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar