Incendios en verano

Por desgracia, son un clásico en nuestro país. Miles de hectáreas de bosque arden todos los años. Por más medios que se pongan, la falta de civismo y concienciación parecen ser siempre el origen de estos fuegos.

Lejos han quedado ya los años en los que un mensaje repetitivo en todos los medios de comunicación nos decía: “Cuando el bosque se quema…, algo suyo se quema”. Pero no se ha quedado obsoleto, porque así es. Hay que pensar en lo que cuesta que se regenere un lugar arrasado por el fuego. Muchos años. Y sin embargo, las colillas mal apagadas y los restos de hogueras o barbacoas siguen causando estragos, unidos a la falta de lluvias y el viento que propaga el fuego.

Y ya no sólo se trata del daño ecológico que ocasionan los incendios, estos ponen en peligro la vida de muchas personas. Por un lado, la de quienes se dedican a apagarlos, a veces de manera voluntaria, y por otro, la de familias enteras que viven en lugares cercanos.

Como bien sabemos, las urbanizaciones en los montes españoles proliferaron, y estos núcleos de población suelen ser los que se enfrentan con más peligro a los incendios forestales, porque el fuego no tarda en propagarse en todas las direcciones, alcanzando las viviendas. En estos casos, como normalmente se trata de segundas viviendas, en general se da menos importancia a los seguros de hogar. Craso error. Porque aunque el contenido de los chalets sea de muy poca cuantía, el continente sí tiene un valor elevado. Y ya se sabe, mientras se encuentra al autor de la fechoría, se le imputa, se le condena a pagar daños… Más vale prevenir y tener un buen seguro de hogar que nos cubra nuestros daños, porque si no, ya podemos esperar sentados a que nos arreglen la casa.

En la página web de Rastreator podemos encontrar con toda facilidad un seguro específico para este tipo de segundas viviendas. Y por una prima razonable, dormir más tranquilos.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar