La domótica al servicio de la seguridad en la vivienda

Contratar un seguro de hogar es la mejor manera de lograr la tranquilidad que estás buscando. Pero si, además, utilizas la tecnología para proteger tu vivienda no sólo conseguirás vivir más cómodo, sino también más seguro.

La domótica es el conjunto de sistemas automáticos que protegen nuestros bienes patrimoniales y garantizan nuestra seguridad personal sin que prácticamente sea necesaria nuestra intervención. En la casa, especialmente si es de grandes dimensiones, no deberían faltar los siguientes:

  • Alarmas: nos avisan de cualquier intromisión no deseada. Si los infrarrojos detectan una presencia extraña activan una alarma que normalmente está conectada a una central de seguridad.
  • Botón del pánico: es un interruptor, situado en puntos estratégicos de la vivienda, para ser pulsado en caso de que intuyamos que alguien extraño ha entrado en nuestro domicilio. Enciende todas las luces de la casa y da aviso a la central de vigilancia.
  • Control de cámaras de seguridad: desde nuestro televisor o a través de monitores distribuidos por la vivienda.
  • Cierres de persianas automáticos: pueden ser programados a una cierta hora o incluso manejados a distancia a través de programas informáticos.
  • Sistemas de simulación de presencia: encienden las luces, suben o bajan toldos, o incluso activan la radio o la televisión a la hora deseada.
  • Alarmas de detección: su misión es detectar incendios, escapes de agua o gas, e incluso monóxido de carbono, lo cual resulta muy útil cuando la vivienda cuenta con un garaje propio instalado en su planta baja.
  • Otras aplicaciones innovadoras: como la que consiste en responder por el portero automático a través de nuestro teléfono móvil.

A la hora de contratar un seguro de hogar, las compañías de seguros tendrán en cuenta si la vivienda cuenta con medidas de protección extras como las señaladas. El precio también variará dependiendo de si el inmueble que contratamos es un piso en planta baja o intermedio, un ático, una casa rural, o un chalet independiente, adosado o pareado.

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE HOGAR AHORA