No siempre se está seguro en casa de los abuelos

La casa de los abuelos puede ser en un lugar hostil para los más pequeños. Las estadísticas demuestran que los niños son bastante propensos a sufrir accidentes de todo tipo mientras están al cuidado de sus abuelos y uno de los riesgos más importantes está relacionado con la ingestión accidental de medicamentos y sustancias tóxicas. Sitios peligrosos de la casa son la cocina o el baño pero también el garaje, el coche o el jardín. En todo caso, que nadie saque conclusiones precipitadas. Estos accidentes con niños suceden también en la casa de los padres, en la de amigos, en un hotel durante las vacaciones, el supermercado, la calle, el colegio o el campo.

¿Por qué se intoxica mi hijo? Entre los factores de riesgo están la hiperactividad o las conductas impulsivas del niño, así como la existencia de un entorno caótico o estresante, por ejemplo durante las mudanzas o cuando la persona que está al cuidado del pequeño se encuentra enferma. Las intoxicaciones se dan más frecuentemente durante el fin de semana, en vacaciones y por la tarde.

También hay una edad para intoxicarse. Las intoxicaciones pediátricas suelen ser consecuencia del comportamiento normal del niño durante su diferentes etapas de desarrollo: con 6 meses, el niño agarra objetos pequeños y se los pone en la boca, a veces los productos peligrosos se los dan los hermanos mayores. Con 12-15 meses, los niños caminan solos y son curiosos. Hasta los 3 años es cuando el riesgo es mayor porque ya son capaces de escalar mesas y abrir los armarios. En edades superiores habría que considerar factores psicológicos, como las llamadas de atención.

¿Con qué se intoxican los niños? Según el INT (Instituto Nacional de Toxicología), los principales productos implicados en esas intoxicaciones de menores son los medicamentos, seguidos por los productos de limpieza, los cosméticos y los productos del hogar. Y ocurren por vía oral en un 90 por ciento de los casos. Los niños menores de 3 años son los que más sufren intoxicaciones.

Cuando se produce un accidente, deben mantenerse ciertas pautas:

  • Mantener la calma, alejar al niño del producto peligroso, retirarle los restos de la boca.
  • No asumir que porque el niño no tiene síntomas, la sustancia no era tóxica debido a que algunas intoxicaciones son de aparición tardía.
  • No tomar medidas como provocar el vómito o dar leche, antes de consultar con un médico.
  • Si nos aconseja acudir a urgencias, no olvidar llevar el envase o la sustancia con la que se ha podido intoxicar para asegurar la identificación correcta.
  • Las compañías de seguros de hogar registran diariamente miles de partes relativos a incidentes en los que de un modo u otro están involucrados los niños de la casa. También para ellos, la vivienda es un espacio más protegido con el seguro adecuado. Renueve su póliza, o pida presupuesto a una nueva compañía, en Rastreator.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar