Problemas más frecuentes en las comunidades de propietarios

Vivir en comunidad siempre es complicado y cuanto más grande es el inmueble, y menos contacto tenemos con cada una de las familias que forman parte de él, más posibilidades tenemos de que surjan problemas y discrepancias entre vecinos.

En comunidades más pequeñas la morosidad es uno de los principales inconvenientes a los que enfrentarse. En otras más grandes, en cambio, hay jóvenes recién llegados o personas ya jubiladas con una pensión no demasiado elevada que intentarán invertir lo menos posible. Estas circunstancias, junto con la falta de acuerdo sobre la conveniencia de poner o no ascensor, o de arreglar ciertas áreas comunes, son algunas de las cuestiones que más discusiones provocan.

Para hacer frente a la morosidad, lo primero que hay que hacer es reclamar por escrito al vecino el dinero que debe. Las acciones legales pueden comenzar cuando ya se deben tres recibos. En cuanto al resto de los problemas, el diálogo es la forma más directa de llegar a acuerdos y para ello es necesario concienciar a los vecinos de la necesidad de acudir a las juntas de la Comunidad de Propietarios, con el fin de que todo el mundo pueda exponer su opinión.

Para evitar problemas lo mejor es tener a mano la Ley de Propiedad Horizontal, establecer una comunidad de propietarios, asistir a la junta obligatoria anual y, al menos, leer el acta de las extraordinarias a las que no se ha asistido, contratar a un administrador de fincas e intentar evitar acometer grandes reformas al mismo tiempo, para que la cantidad extra a desembolsar no se dispare.

Y con respecto a nuestra vivienda, conviene tener contratado un buen seguro de hogar, con el que podremos hacer frente a posibles daños a terceros. Con el comparador de seguros de hogar de Rastreator.com encontrará lo que busca y al mejor precio.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar