El seguro de Alquiler en la Declaración de la Renta

Junio 2015 

  • El seguro de Alquiler puede deducirse en la Declaración de la Renta 2014.
  • El porcentaje máximo deducible varía en función de la Comunidad Autónoma.

Año tras año, entre los meses de abril y junio, tiene lugar en España la campaña de la Declaración de la Renta. Todos los contribuyentes pueden hacerla pero sólo están obligados aquellos que cumplan determinados requisitos relacionados con sus ingresos brutos anuales y el número de pagadores.

Una vez que el usuario ha hecho la Declaración de la Renta puede salirle a pagar o a devolver. Para que la cantidad ofrecida por la Agencia Tributaria sea mayor o el importe al que tenga que hacer frente el contribuyente sea menor es posible desgravarse ciertos productos o servicios: como el seguro de Hogar y Vida y el seguro de Impago de Alquiler.

Las ventajas fiscales del seguro de Impago de Alquiler

El seguro de Impago de Alquiler cada vez está cobrando más fuerza. Los propietarios ven en él el instrumento ideal con el que proteger su inmueble alquilado. Y es que, los datos más recientes hechos públicos por el Observatorio Español del Seguro de Alquiler (OESA) sitúan en un 25%  el porcentaje de alquileres protegidos con una de estas pólizas.

Las ventajas que obtiene el dueño de la vivienda alquilada al contratar este producto asegurador van más allá del pago de las mensualidades adeudadas por el inquilino o el pago de una indemnización en caso de actos vandálicos o robo de elementos del contenido de la casa. El seguro de Impago de Alquiler tiene ventajas fiscales, por lo que los contribuyentes que cuenten con uno podrán desgravárselo de la Declaración de la Renta.

Un seguro 100% deducible

El seguro de Impago de Alquiler es un producto que puede deducirse el propietario de un inmueble alquilado en la Declaración de la Renta. Se trata de un beneficio fiscal desconocido por muchos arrendadores, tal y como afirmó la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda (Arrenta) hace justo un año coincidiendo con la campaña de la Renta.

De esta forma, los contribuyentes que tengan suscrita una póliza de estas características podrán deducirse el importe de la prima a partir de los rendimientos de capital inmobiliario. Los propietarios pueden deducirse hasta el 100% de la prima, aunque el porcentaje máximo desgravable dependerá de la Comunidad Autónoma.

Las ventajas fiscales del Alquiler

Además del seguro de Impago de Alquiler, otro de los elementos que pueden deducirse en la Declaración de la Renta es el contrato de alquiler, tanto los inquilinos como los propios arrendadores.

El contrato de Alquiler: el propietario

Junto con los seguros, los propietarios que tengan un inmueble alquilado podrán deducirse otros gastos derivados de esta actividad como los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico. Otros costes deducibles son los destinados a la amortización de la vivienda y los relacionados con su conservación y reparación, eso sí, sin incluir las cantidades destinadas a la ampliación o mejora de la casa.

Supresión de la exención del 100%

Pese a que los dueños tienen que tributar por los rendimientos que obtienen a través del alquiler sí pueden aplicarse una reducción. La Declaración de la Renta de 2014 será, de momento, la última en la que estarán exentos al 100% los arrendamientos a jóvenes (inquilinos entre 18 y 30 años). A partir del 1 de enero de 2015, los arrendadores sólo podrán practicar una reducción del 60% al Rendimiento Neto por el alquiler de la vivienda (independientemente de la edad de los arrendatarios).

El contrato de Alquiler: el inquilino

En el otro lado de la moneda se encuentran aquellos que viven en régimen de alquiler. La ley del IRPF establece que estos contribuyentes podrán deducirse una parte del alquiler, siempre que no supere un límite de ingresos. Pero puede darse el caso, que las Comunidades Autónomas establezcan otra deducción adicional a determinados inquilinos que cumplan ciertos requisitos. Por ejemplo, Madrid ofrece ventajas fiscales a los menores de 35 años que podrán aplicar conjuntamente a las ofrecidas a todos los inquilinos.

Cambios para 2015

El nuevo año trae cambios en lo referente a las deducciones por el alquiler de vivienda. Y es que, a partir del 1 de enero de 2015 se suprime la deducción que los inquilinos pueden aplicarse con motivo del arrendamiento de su vivienda habitual.

Ahora bien, los que firmaron su contrato de alquiler con anterioridad a esta fecha no se verán afectados por este cambio de normativa por lo que podrán seguir desgravándoselo en su Declaración de la Renta hasta que expire.

De la deducción por alquiler de vivienda se podrán beneficiar aquellos cuya base imponible no esté por encima de los 24.107,20 euros pudiéndose desgravar un 10,05% de las cantidades satisfechas en concepto de arrendamiento.

El seguro de Impago de Alquiler, un gran aliado

Cada vez son más los arrendadores que se decantan por contratar un seguro de Impago de Alquiler para protegerse de futuros impagos o actos vandálicos por parte de sus inquilinos. Pese a que es un producto que lleva poco en el mercado ya existen varias aseguradoras que lo han incluido en su oferta.

Por eso, para contratar el seguro que mejor se adapte a tu vivienda y a tu perfil lo más fácil es utilizar buscadores como Rastreator. Sin apenas esfuerzo tendrás una oferta de productos entre la que elegir el que más te convenza.
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar