Seguros de andar por casa

Andar por casa tiene sus riesgos. Para mitigarlos: ¿coberturas o precio? Persiste el dilema al que tradicionalmente se ha venido enfrentando todo aquel que suscribe un seguro de hogar. Pero hoy marca “tendencia” interesarse por garantías de base limitadas y abrir el abanico a asistencias poco (o nada) “convencionales”, siempre sin perder de vista el coste. Comercializar pólizas “particulares” sale a cuenta y es una muestra de flexibilidad, de adaptación a las necesidades específicas del asegurado, sean las que sean. Así pues, prácticamente todas las compañías aseguradoras han roto hoy día con el concepto clásico del seguro de hogar, para ofrecer pólizas modulares de toda condición.

La guerra de precios de los últimos años persiste (ahora con más virulencia que nunca), pero el cliente es ahora también diana para un “bombardeo” integral de propuestas. Cualquier aspecto es susceptible de ser incorporado al glosario de coberturas que el usuario contrata con su compañía de referencia. En todo caso, cuando se opta por un seguro personalizado al 100% se debe comprobar que las coberturas básicas (incendio, robo, daños por agua y fenómenos meteorológicos) estén aseguradas hasta la totalidad de los capitales del continente y contenido, para no tener sorpresas desagradables si nos viéramos inmersos en un siniestro importante. No dejes que los árboles te impidan ver el bosque.

Hay que recordar que el seguro de hogar no es obligatoria en España, a diferencia del seguro de coche, pero cuando se decide suscribirlo existen unas coberturas mínimas en las que debe pensarse y, desde luego, nunca deben “sacrificarse” por otras más originales. Entre las coberturas más novedosas que uno puede encontrar en el mercado actual se encuentran un servicio de asistencia para cometidos de bricolaje, montaje de muebles o arreglos de persianas y grifos, así como el cerrajero de emergencia (si no nos abre la cerradura o nos hemos dejado las llaves puestas). En esta lista de novedades tampoco suelen faltar la asistencia informática y multimedia, con atención presencial y/o telefónica para la reparación de ordenadores, GPS o cámaras digitales, entre otros dispositivos multimedia. También se puede conseguir orientación médica telefónica y un servicio de reparación de electrodomésticos de línea blanca que incluye el desplazamiento, las piezas y tres horas de mano de obra por intervención. Si se tiene la casa en alquiler, otra cobertura que puede contratarse es la defensa jurídica ante impagos de las rentas o daños en la vivienda ocasionados por el inquilino.

En efecto, las cosas han cambiado. Si tú también quieres sacar la póliza del cajón cuando necesites cualquier ayuda en casa, comprueba cuánto puede costarte en comparadores de seguros como el que ponemos a tu disposición en Rastreator.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar