Siniestros más comunes causados por el agua

Los siniestros provocados por el agua son uno de los más comunes en los hogares españoles. Por ello, al contratar un seguro de hogar debemos cerciorarnos que estos daños estén cubiertos. Para conocer cuál es el que más se acerca a lo que estamos buscando, tanto en precio como en prestaciones, lo mejor es utilizar un comparador de seguros, que puede darnos en breves instantes una amplia perspectiva de las compañías con mayor presencia en el mercado.

Los siniestros más comunes que tienen el agua como protagonista son los desperfectos en la vivienda propia o las humedades provocadas por algún vecino, así como los daños causados por lluvias abundantes. Si los daños, tanto propios como los que causamos a los demás, están provocados por una avería, el seguro de vivienda cubre el arreglo de la misma. Sin embargo, no todos los seguros cubren sin limitaciones los daños ocasionados por agua. La mayor parte de ellos establece un límite de cobertura porcentual o establece una suma total máxima para estos siniestros.

Los daños más comunes ocasionados por agua que suelen cubrir los seguros son los producidos a bienes con motivo de fugas de agua o por desajuste en el cierre de grifos o llaves de paso. En el primer caso, los gastos derivados de la localización y arreglo de la fuga también van incluidos. Por otro lado, los daños pueden estar causados por lluvia, pedrisco, granizo o nieve. En el caso de la lluvia, el volumen de ésta debe haber sido superior a 40 litros por metro cuadrado, si bien esta medida puede variar en función de las distintas compañías de seguros.

Los daños que suelen quedar fuera de la cobertura son los causados por otros fenómenos meteorológicos, los casos de corrosión o congelación de cañerías, y las fugas en piscinas, pozos o estanques. En cualquier caso, un seguro de hogar siempre resulta necesario para proteger una vivienda.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar