El seguro de Hogar, ¿cubre los daños eléctricos?

Marzo 2015

  • Los daños eléctricos son la tercera causa de siniestro en un hogar.
  • Asegúrate de que el seguro incluye la cobertura para daños eléctricos ya que no todas ofrecen la misma protección.

La siniestralidad por daños eléctricos es la que más creció en los seguros de Hogar durante el año 2014. Así lo indica el análisis realizado por el Observatorio de Siniestros de Hogar de ASITUR en el que asegura que los ocasionados por otros como los daños por agua o cristales han bajado.

Los accidentes sufridos por daños eléctricos representan el 11% del total de los que tienen lugar en una vivienda. De hecho, suponen la tercera causa de siniestralidad , especialmente los que se producen en los aparatos eléctricos como los frigoríficos o las televisiones.

Este tipo de daños estás incluidos en muchas pólizas de Hogar, en concreto en los seguros Multirriesgo, aunque el producto ofertado por cada compañía puede presentar diferencias en cuanto a qué suceso determinado estaría cubierto y bajo qué condiciones.

¿Qué se entiende por daños eléctricos?

Los daños eléctricos son los perjuicios o desperfectos que puede sufrir una vivienda relacionados con la electricidad, como subidas o bajadas de tensión, cortocircuitos, corriente anormal, formación de arco voltaico o averías eléctricas así como los que estén ocasionados por la caída de un rayo.

¿Qué es la cobertura de daños eléctricos?

Con el objetivo de ofrecer productos más completos a los usuarios, muchos seguros incluyen la garantía de daños eléctricos que cubre, principalmente, los desperfectos materiales que afecten tanto al continente (instalaciones de la vivienda) como las averías en el contenido.

En lo que respecta al contenido, el seguro de Hogar cubriría los daños ocasionados en los aparatos eléctricos y electrodomésticos afectados, como el frigorífico, la vitrocerámica o la televisión, así como la pérdida de alimentos refrigerados debido a causas eléctricas.

Condiciones de la cobertura de daños eléctricos

Las compañías especifican en las Condiciones Generales y Particulares qué averías por daños eléctricos cubren y cuándo están exentas de indemnizar al asegurado por el deterioro causado.

Antigüedad

El seguro de Hogar puede excluir de la cobertura determinados electrodomésticos. Por ejemplo, es habitual que aquellos que tengan una antigüedad superior a los 10 años desde que fueron fabricados no estén cubiertos ya que pueden considerar que la avería está relacionada con los años.

Indemnizaciones

Las compañías no suelen contemplar en sus seguros de Hogar la opción de indemnizar por los daños estéticos si éstos no afectan al funcionamiento normal del aparato eléctrico.

Otro punto que suelen dejar claro las compañías es qué tipo de aparatos eléctricos están incluidos en la cobertura y bajo qué condiciones. De hecho, los siniestros por daños eléctricos y, especialmente, en los que están implicados los aparatos eléctricos tienen un impacto considerable en las aseguradoras debido a los altos costes de reparación y el elevado fraude que tienen, tal y como se desprende de un análisis elaborado por Multiasistencia.

Es común que las aseguradoras fijen una franquicia sobre la cantidad con la que tendrían que indemnizar a sus asegurados por un aparato, que suele rondar los 100 euros (cantidad que puede variar en función de la cada compañía). También es posible que se establezca como requisito para indemnizar a un asegurado que el valor a nuevo del aparato dañado sea superior a una determinada cantidad. Por ejemplo, si el valor de un electrodoméstico nuevo en el mercado es inferior a “X”, entonces el asegurado no será indemnizado por su seguro de Hogar.

Otra posibilidad es que la indemnización se fije en función del valor real (el que tiene el bien en el momento del siniestro) cuando el elemento dañado tiene una antigüedad superior a un número determinado de años.

Situaciones y elementos no cubiertos

Hay situaciones en las que el seguro no se hace cargo de los daños sufridos pese a tener su origen en un fallo eléctrico. La mayoría de las pólizas no contemplan los desperfectos de las bombillas, los que ocurran en aquellas instalaciones que no cumplan con la legislación o que sean provisionales.

Además, si a causa de un fallo relacionado con la electricidad se estropea un aparato, el seguro tampoco se hará cargo del coste de su reparación si éste está en garantía. En este caso será responsabilidad del fabricante, el proveedor o el instalador.

Asegurar una vivienda

Contratar un seguro de Hogar no es obligatorio, a no ser que la casa esté hipotecada, pero sí que es algo altamente recomendable. Así, en función de qué se quisiera proteger existen diferentes modalidades de pólizas de Hogar que pueden clasificarse en contenido, continente y responsabilidad civil, aunque existen muchos productos engloban todas ellas.

A la hora de suscribir un seguro es importante que elijas aquel que cubra la mayor parte de los imprevistos o siniestros que puedan ocurrir en tu vivienda, como son los daños eléctricos. Ésta es una cobertura incluida en muchas pólizas pero no de la misma manera ya que en algunas es más completa que en otras. Rastreator te ofrece la posibilidad de comparar entre un gran número de compañías para que encuentres el seguro de Hogar que más se adapta tanto a ti como a tu vivienda en precio y coberturas.
COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar