¿Qué seguro de Hogar elegir?

Enero 2015

En España, el 76% de las viviendas cuenta con un seguro de Hogar . Contratar una póliza de estas características no es obligatorio, a no ser que la casa esté hipotecada, pero sí que es muy recomendable. Y es que, según la Memoria Social del Seguro de 2013 elaborada por Unespa, las casas aseguradas sufren cada año 5,5 millones de siniestros.

Daños por agua , rotura de cristales, siniestros a causa del fuego o robos son sólo algunos de los percances que pueden tener lugar en una vivienda. En estos casos, contar con el seguro de Hogar apropiado puede evitar más de un quebradero de cabeza. Pero, ¿cómo elegir la póliza?, ¿qué factores hay que tener en cuenta? Rastreator ha elaborado esta guía en la que te explica cómo contratar el seguro que mejor se adapta a tus necesidades y a tu vivienda.

Un seguro para cada hogar

Al igual que no se protege con el mismo seguro un coche nuevo y uno con más de 15 años, ni un vehículo que está aparcado en la calle y otro que duerme en un garaje privado, no todas las casas necesitan la misma protección. Antes de contratar un seguro de Hogar lo primero que debes tener claro es qué es lo que quieres asegurar exactamente y el tipo de vivienda que deseas proteger.

En el mercado existen diferentes modalidades de seguros de Hogar. En función de la que elijas estarás cubriendo unos riesgos u otros y por tanto, estarás más o menos protegido. Además, cada aseguradora puede ofrecer distintos tipos de pólizas que incluyen de menos a más coberturas y con unos límites más o menos amplios.

¿Qué riesgos deseas cubrir?

A la hora de contratar un seguro para tu vivienda puedes optar por proteger 3 aspectos de la casa: el continente (estructura y construcción), el contenido (los bienes de su interior como el mobiliario o los electrodomésticos) y la responsabilidad civil. Cada una de estas modalidades de seguro se pueden contratar de manera individual, aunque también es posible englobarlas todas en un único seguro, conocido como Multirriesgo.

¿Daños a un tercero?

Dejarte un grifo abierto e inundar al vecino de abajo o que tu hijo pequeño arroje uno de sus juguetes por la ventana y dañe el vehículo que estaba aparcado justo abajo son algunos de los accidentes que pueden ocurrir en un hogar. El coste de reparación de los daños que la casa o los miembros que habitan en ella causan a un tercero puede ser muy elevado. La forma de cubrirte las espaldas y protegerte de los posibles imprevistos que puedas llegar a sufrir es contando con un seguro que cubra la responsabilidad civil (RC) de tu vivienda .

El seguro de RC también cubre algunos accidentes que origines tú o cualquier miembro de tu familia que resida en la vivienda asegurada fuera de la casa. De este modo, si tu hijo está jugando en el parque de enfrente a tu casa con una pelota y de un balonazo rompe el cristal de una ventana, será tu seguro de Hogar el que se hará cargo de pagar la indemnización oportuna.

¿Tienes mascotas?

Tener mascota también es un punto que tendrás que tener presente a la hora de contratar o no la modalidad de responsabilidad civil. Y es que si, por ejemplo, tu perro muerde a un niño en la calle o causa algún daño a una de tus visitas, este seguro te garantiza el pago de la indemnización. Además, si te ves en la situación de tener que ir a juicio, este producto puede incluso cubrir el coste de tu defensa así como de los gastos originados por reclamaciones.

¿Deseas blindar tus bienes?

Otra de las modalidades de seguro de Hogar por la que puedes optar es por aquella destinada a cubrir el contenido de tu vivienda . Los electrodomésticos de tu cocina, los muebles del salón, tus joyas y el resto de objetos que pertenezcan tanto al asegurado como al resto de personas que habiten en la casa pueden ser protegidos. Contratando este seguro te aseguras de que en caso de siniestro recibirás una indemnización. Eso sí, la cuantía de ésta dependerá de la cantidad que hayas declarado previamente a la aseguradora. Por eso, antes de contratar este seguro es aconsejable que hagas un inventario de todo lo que tienes en el interior de tu vivienda y quieres proteger de posibles pérdidas o daños.

Objetos de valor especial

Este seguro es muy recomendable, sobre todo, si tienes objetos de un elevado precio (valor especial) como joyas, obras de arte, material deportivo de alto coste. En este caso, no sólo será suficiente con suscribir un seguro de este tipo sino que, además, deberás informar a tu compañía de qué objetos quieres incluir en la póliza.

¿Proteger el continente de tu vivienda?

Cubrir el continente te puede ayudar en más de una ocasión. Si cuentas con este seguro será la aseguradora la que corra con los gastos de reparar elementos de tu casa como las paredes, el parquet, las moquetas, los rodapiés, el suelo o el tejado. Así, si por ejemplo se te rompe una tubería del baño y te mancha las paredes será tu seguro de Hogar el que se encargará de solucionarte el problema sin que tú tengas que incurrir en un gasto adicional.

Es especialmente importante contar con este seguro si tienes jardín, piscina, vallado, ascensor, pista de tenis o cualquier otro elemento fijo que se encuentre dentro del recinto del hogar. En caso de que alguno de éstos sufriera daños o se averiara podrás dar parte a la aseguradora, que se hará cargo de los costes hasta los límites contratados.

¿Qué tipo de vivienda quieres asegurar?

Otro de los factores que tienes que tener muy en cuenta antes de elegir un seguro de Hogar es el tipo de vivienda que quieres asegurar. No necesitarás lo mismo si la casa es de tu propiedad y vas a ser tú el que viva en ella que si la vas a alquilar a un tercero. Tampoco necesitarás el mismo seguro si vas a arrendar una casa que si quieres proteger tu apartamento de la playa.

Primera vivienda

La vivienda es, posiblemente, uno de los mayores gastos en los que vas a incurrir a lo largo de tu vida. De hecho, es probable que no tengas toda la cantidad que cuesta la casa y tengas que pedir un préstamo.

Un pequeño accidente en el hogar puede tener consecuencias de gran importancia. Un cortocircuito puede llegar a originar un fuego en tu vivienda. Es en situaciones como ésta en la que se hace imprescindible un seguro de Hogar que te ayude a resolver el problema y corra con los gastos de reparación y/o indemnización.

Para proteger tu vivienda al máximo lo más recomendable es contratar un seguro de Hogar Multirriesgo ya que aúna en una sola póliza las coberturas incluidas en las modalidades de contenido, continente y responsabilidad civil y algunos hasta ofrecen la cobertura de defensa jurídica .

Segunda vivienda

Se conoce como segunda vivienda aquella que no es el domicilio habitual en el que resides sino el que tienes en la playa, en la montaña o en el pueblo, por ejemplo. Para asegurar esta vivienda no es necesario que contrates el seguro más completo. A no ser que tengas objetos de gran valor, podrás permitirte prescindir de la cobertura que protege tu contenido.

Vivienda alquilada

Otro de los casos a los que te puedes enfrentar es al de tener que asegurar una casa alquilada, ya sea como arrendador o como arrendatario. Dependiendo del tipo de relación que tengas con la vivienda destinada al alquiler y de cómo figures en el contrato te tendrás que plantear contratar uno u otro, e incluso incluir coberturas determinadas.

¿Eres el propietario?

Tener la casa alquilada no te exime de la contratación del seguro de Hogar. Proteger el continente corre de tu cuenta, ya que este seguro lo que cubre es la vivienda en sí. Lo mismo ocurre con el contenido. Si alquilas la casa amueblada, con electrodomésticos u otros enseres como televisión o vajilla protegerlos depende de ti.

En el caso de que se produzcan daños en éstos que no sean responsabilidad del inquilino será tu aseguradora la que te los reparará o te indemnizará por ellos. Ahora bien, es necesario que avises a tu compañía de que la persona que va a vivir en la casa va a ser otra.

Otro de los seguros a tu alcance es el de impago de alquiler . Este producto te garantiza que si tu inquilino no paga las mensualidades sí que recibas ese dinero y hasta una indemnización por los daños materiales que cause en tu vivienda. Además, con este seguro también puedes disfrutar incluso de defensa jurídica.

¿Eres el inquilino?

Si eres el inquilino, la contratación de la modalidad que cubre el continente (suelos, paredes…) no es algo que tengas que plantearte ya que este seguro lo que cubre es la estructura de la casa. Al no ser tu propiedad, tú estás exento de suscribirlo.

Por otro lado, asegurar el contenido sí que suele ser interesante. No es necesario que protejas los bienes que pertenecen al casero, como pueden ser los muebles del salón, (se podrían estar asegurando 2 veces lo mismo). Pero sí los que sean de tu propiedad como tus libros, ropa, joyas o cualquier otro objeto que consideres de cierto valor.

En cuanto a la responsabilidad civil, aunque contratar este seguro no es obligatorio nunca está de más que cuentes con él. Así, si causas accidentalmente daños a terceros, como pueden ser tus vecinos, sería tu aseguradora la que se haría cargo de los costes derivados de subsanarlos.

A diferencia de lo que ocurre con las otras 2 modalidades (contenido y continente) de seguro de Hogar, la de responsabilidad civil sí que puede asegurarse doblemente. Aunque el dueño de la vivienda en la que resides ya tenga contratada una de estas pólizas para la vivienda debes saber que esa sólo cubre al tomador del seguro y a su familia.

Ahora bien, si no cuentas con este seguro y ocasionas daños será la póliza del dueño la que responda por ellos pero luego puede reclamártelos.

Vivienda asegurada, dueño y/o inquilino tranquilos

Los accidentes que pueden ocurrir en una vivienda son tantos y tan variados que contar con un seguro se presenta como una de las mejores opciones. Esta póliza aporta tranquilidad al dueño de la casa, no sólo cuando habita en ella sino también cuando la alquila a un tercero.

Para no equivocarse en la elección del seguro de Hogar lo mejor es comparar. Rastreator te lo pone fácil. En sólo unos minutos te busca las pólizas que más se adaptan a ti, ya seas propietario o inquilino, para que seas tú el que tome la última decisión contratando el que más cumpla con tus expectativas en cuanto a calidad-precio.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar