Qué hacer si te han robado en casa

Es la pesadilla de cualquiera: vuelves a casa después de un largo día de trabajo, regresas de unas vacaciones o de una cena con tus amigos, y te encuentras con que la puerta o alguna de las ventanas de tu vivienda han sido forzadas. Entras y compruebas que te han robado en casa. Tras el susto inicial, siempre surge esta pregunta: ¿y ahora qué hago?.

Llama a la policía

Es evidente que llamar a la policía es lo primero que se le viene a uno a la cabeza pero no debes tardar ni un segundo en hacerlo. Cuanto antes llames, antes podrá resolverse todo.

Importante: si intuyes que el ladrón sigue en la vivienda, no te quedes allí, puedes acudir a casa de un vecino y desde allí llamar a la policía; y si le sorprendes en pleno robo, no intentes hacerle frente, en muchos casos el ladrón no dudará en utilizar la violencia contra ti y podría incluso tomarte como rehén para que le indiques dónde están los objetos de valor.

No toques nada

Lo mejor si descubres que has sido robado es no tocar nada. No sólo por las pistas que puedas destruir, sino por que facilitará mucho el trabajo policial. Espera a que llegue la policía antes de hacer cualquier movimiento dentro de la vivienda.

Anota todo lo substraído

Haz una lista con todo lo robado: una vez la policía te permita tener libre acceso a tu casa, examina habitación por habitación y haz una lista exhaustiva con todo lo que ha sido robado o dañado de algún modo. Si dispones de facturas o documentos que acrediten lo que falta, inclúyelos también, serán de gran utilidad para las compañías de seguros.

Informa a tu banco

Si falta cualquier tarjeta de crédito o libro de cheques, llama inmediatamente a tu banco para que anule todo lo necesario. Si además se han llevado ordenadores, cd’s, memorias USB o cualquier otro soporte digital o electrónico que pudiera contener información relevante sobre tus datos financieros, comunícaselo igualmente a tu entidad. En el caso de que haya desaparecido tu pasaporte o carné de conducir, ponlo en conocimiento de las autoridades correspondientes lo antes posible.

Llama a la compañía con la que tienes el seguro de Hogar

Si tienes contratado un seguro de hogar, ponte en contacto con tu compañía de seguros y dispón la reclamación correspondiente. Ten a mano la lista de cosas robadas, con los documentos y facturas acreditativas, es posible que lo necesites. Lo normal es que puedas reclamar sobre los objetos robados o dañados (contenido) y sobre los daños en la propia vivienda (continente), como ventanas rotas, puertas forzadas, etc.

Asegura tu casa con sistemas de seguridad

Asegura de nuevo tu casa: las puertas y ventanas rotas o forzadas deberán ser reparadas inmediatamente después del robo. Ya que no te queda más remedio que acometer estas pequeñas obras, puedes aprovechar para examinar y reforzar todos los dispositivos y mecanismos de seguridad de que dispone tu vivienda. Puedes instalar una puerta blindada si no la tenías ya, conectar un sistema de alarma, etc., diversos recursos encaminados a que no se vuelva a repetir ningún robo en tu casa.

Revisa tu seguro de Hogar

Tras un robo es siempre un buen momento para revisar tu seguro de hogar. Has de valorar si las coberturas que te ofrece son suficientes o si estás dispuesto a pagar un poco más por un mayor nivel de garantía. Incluso puedes invertir en medidas de seguridad y ahorrarte ese dinero en tu póliza de hogar, siempre teniendo en cuenta que un buen seguro de hogar es necesario para hacer frente al robo en tu vivienda de la mejor manera posible.

Esperamos que estos consejos te resulten útiles pero que nunca tengas que ponerlos en práctica. Asimismo, te recordamos que es muy importante tener un seguro de Hogar para que tanto los robos como otros siniestros no te causen problemas de más. Y si buscas el mejor precio a la hora de contratarlo no dudes en entrar en el comparador de seguros de Hogar de Rastreator.com, conseguirás las mejores coberturas y al mejor precio.

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE HOGAR AHORA