Seguro de Responsabilidad Civil para mascotas

  • El seguro de Responsabilidad Civil para mascotas cubre la obligación que adquiere el propietario frente a los daños que pueda ocasionar su mascota a terceros
  • En la Comunidad de Madrid es obligatorio para todos los perros independientemente de cuál sea su raza

Casi el 20% de los hogares españoles cuenta con una mascota, según los datos facilitados por la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMAVAC). De este porcentaje, hay registrados un total de 5.147.980 de perros (21,9% del total). De estos, un 63% son de raza, siendo el Yorkshire Terrier la preferida, seguida por el Pastor Alemán, Bichón Maltés, Chihuahua y Labrador Retriever. Por su parte, los gatos inscritos son 2.265.980 (8,2% del total), pero la cifra de felinos de raza apenas llega al 20%; en su mayoría se trata de Siameses y Persas.

Sin embargo, el animal de compañía preferido por los españoles es el pájaro, que alcanza un registro de 5.320.000 de aves en los hogares. Este listado lo completan los peces (3.950.000) y un apartado denominado ‘otros’ en el que se recogen los reptiles, roedores, hurones, hámsters y tortugas.

Aunque, obviamente, muchos de estos animales de compañía, sobre todo estos últimos, no necesitan un seguro de Responsabilidad Civil (RC). En otros casos se trata de una obligación para el dueño.

¿Qué es el seguro de Responsabilidad Civil para mascotas y qué cubre?

El seguro básico para mascotas es el de Responsabilidad Civil que cubre la obligación que adquiere el propietario frente a los daños que pueda ocasionar su mascota a terceros. El capital asegurado depende de la compañía con la que contrate el producto y de la raza del perro o gato y cubrirá tanto las lesiones corporales como los daños materiales. En general, éste se sitúa entre los 60.000 y los 300.000 euros e incluye tanto la RC del propietario como la de su poseedor ocasional. Es decir, si un día saca a pasear a la mascota otra persona, el seguro también le protege en el caso de que suceda algo.

Al tener esta cobertura contratada el amo está protegido frente a circunstancias imprevistas como mordeduras o roturas de objetos valiosos. En caso de siniestro, muchas aseguradoras, además de hacerse cargo de la indemnización, le ofrecerán asistencia jurídica así como asesoramiento. De esta forma podrá tramitarlo todo con la administración pública u organismos privados dentro de la cobertura de Responsabilidad Civil, aunque hay otras que ofrecen estas coberturas por separado.

¿Es obligatorio?

No. Se trata de una póliza totalmente voluntaria. Sin embargo, en la Comunidad de Madrid el seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio para todos los perros, independientemente de cuál sea su raza. Y así aparece recogido en el art. Único 1 de la Ley 1/2000, de 11 de febrero, de modificación de la Ley 1/1990, de 1 de febrero, de Protección de Animales Domésticos, que dice textualmente: “El titular de un perro está obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra la indemnización por los posibles daños que pueda ocasionar a las personas o bienes, en la forma que reglamentariamente se establezca”.

En el resto de España solo es obligatorio para las conocidas como Razas Potencialmente Peligrosas y éstas varían dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre registrado el animal. Aunque en 2002 la ley estableció ocho razas como potencialmente peligrosas en todo el territorio nacional, en algunos lugares, como Galicia, la lista alcanza las 15.

Razas de Perros Potencialmente Peligrosos

Para que una raza esté dentro de esta categoría y, por tanto, el dueño esté obligado a tener contratado un seguro de Responsabilidad Civil de Mascotas, el animal debe cumplir una serie de requisitos. La ley de 1999 apuntaba que la peligrosidad canina venía definida, además de por cuestiones ambientales, por factores genéticos y de aprendizaje. Según el texto, son “animales que perteneciendo a la fauna salvaje, siendo utilizados como animales domésticos, o de compañía, con independencia de su agresividad, pertenecen a especies o razas que tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y daños a las cosas”. No obstante, esta ley cambió en 2002, afinó más la descripción y creó un listado de razas consideradas Potencialmente Peligrosas:

  • Pit Bull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Staffodshire Terrier
  • Rottweiler
  • Dogo Argentino
  • Fila Brasileiro
  • Tosa Inu
  • Akita Inu

Además, desde que se creó esta lista, los cruces entre estas razas también se consideran peligrosos. Igualmente se incluyen aquellos canes con un carácter marcadamente agresivo o los que en algún momento han agredido a personas u otros animales. También de aquellos que han sido adiestrados para ello y los que reúnen todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico de entre 60 y 80 centímetros, con una altura de entre 50 y 70 centímetros y un peso que supere los 20 kg.
  • Cabeza voluminosa y mandíbulas grandes y fuertes.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho ancho, con costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades musculosas.

Por otra parte, para poder adquirir la licencia que permite la tenencia de estos animales es necesario acreditar que se ha formalizado una póliza de este tipo con una cobertura superior a los 120.000 euros. Un mínimo que, según la legislación actual, puede ser actualizado “conforme al porcentaje de variación constatado del Índice de Precios de Consumo (IPC)”. Aunque depende de la Comunidad Autónoma donde vaya a residir, ya que, por ejemplo, Madrid, Castilla y León, Cantabria, Cataluña, Valencia y Galicia tienen un mínimo legal superior al nacional.

¿Por qué es recomendable tener un seguro de Responsabilidad Civil de mascotas?

Principalmente por la tranquilidad del propietario. Y es que, si el perro causa algún daño, será su dueño quien responda por él ya que la responsabilidad de los actos del animal recae sobre el amo. Así lo recoge el artículo 1905 del Código Civil: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”.

Asimismo, las mascotas deben contar también con un microchip de identificación colocado bajo la piel. Esto es una obligación legal que, además, garantiza el reconocimiento del animal en caso de que este se pierda. E, incluso, si durante el tiempo que esté extraviado causa algún daño, muerde a alguien o provoca un accidente de tráfico, se podrá localizar al dueño y exigirle responsabilidades.

Encontrar un seguro de Responsabilidad Civil para Mascotas

A la hora de encontrar el seguro adecuado, las opciones son bastante amplias, por lo que una vez llegado este momento, una herramienta como el comparador de seguro para Mascotas de Rastreator.com hará que la búsqueda sea más rápida y sencilla. Y es que con tan solo unos clics obtendrás toda la información que necesitas para decidirte por una póliza u otra.

Abril 2018


SEGUROS PARA MASCOTAS