Cómo viajar con mascotas en transporte público

Si tienes una mascota, sobre todo, si es de grandes dimensiones, más de una vez habrás echado en falta la posibilidad de viajar con ella en transporte público. Ya sea ir de una ciudad a otra o moverte dentro de la misma para, por ejemplo, ir al veterinario, se convierte en algo difícil si no cuentas con vehículo particular. Sin embargo, poco a poco van introduciéndose mejoras en este aspecto.

El pasado mes de febrero de 2016 la Comunidad de Madrid dio un paso adelante en la integración de los animales domésticos en el transporte público, y modificó la normativa para permitir que los perros viajen en el metro. Esto es algo que ya ocurre en Barcelona desde el año 2014, y también en otras ciudades europeas como Ámsterdam, Berlín o París. Además, hay otros medios de transporte que también permiten viajar con éstas y otras mascotas. Cada uno cuenta con sus propias especificaciones, que te contamos en esta guía.

Viajar con mascotas en el metro

En la mayoría de ciudades de España no es posible viajar libremente en metro con una mascota de grandes dimensiones, como por ejemplo, un perro. De hecho, hasta hace unos años únicamente se permitía el acceso a perros guía, a los que acompañan a los cuerpos de seguridad o a los animales domésticos pequeños que viajan dentro de jaulas o cestas.

Sin embargo, en el año 2014 Barcelona introdujo una normativa por la que todos los perros podían viajar junto con sus dueños en el metro de la ciudad Condal y sin tener que pagar ningún suplemento adicional. En Madrid, la misma medida fue anunciada a principios de 2016 y entró en vigor el pasado día 6 de julio. Si vives en una de estas ciudades y pretendes hacer uso de este servicio te conviene saber que existen ciertas condiciones que hay que tener en cuenta antes de subir con tu mascota a un vagón de metro.

Los perros pueden viajar en el metro de Madrid desde el pasado 6 de julio de 2016

El primer requisito es que tu animal esté debidamente identificado. Para ello es imprescindible que lleve microchip y que esté inscrito en el registro municipal. Además, durante el trayecto tu perro debe llevar bozal y correa, y en algunas ciudades como Madrid, deberás viajar en el último vagón de cada tren.

El acceso está limitado a un único perro por viajero y, por razones de seguridad, no está permitido que usen las escaleras mecánicas (sólo el ascensor y las escaleras normales). Además, el acceso de horarios tampoco es libre. En invierno se podrá acceder con perros al metro de lunes a viernes sólo durante las “horas valle”, es decir, aquellas en las que no haya una gran afluencia de pasajeros. Durante los meses de verano y los fines de semana y festivos, no existen limitaciones de horarios.

Los perros que viajen en metro deben estar inscritos en el registro municipal y llevar correa y bozal

Viajar con mascotas en el tren

Recorrer distancias largas con una mascota no siempre es fácil. A excepción de los perros guía, los que tienen un tamaño grande no pueden viajar en la mayoría de trenes. Además, para hacerlo es necesario que cumplan una serie de requisitos, que varían dependiendo del tipo de tren.

Cercanías

En los trenes de cercanías pueden viajar los animales domésticos como perros, gatos y aves, sin que exista límite de peso. Si vas a llevar a tu mascota en un tren de estas características debes llevarlo con correa y, en el caso de los perros, también con bozal. No es necesario que viajen dentro de una jaula, así como tampoco deben pagar un suplemento o billete adicional. Eso sí, puede limitarse la franja horaria en la que pueden acceder, que suele ser únicamente en las horas valle. Además, en muchas ocasiones las compañías avisan de que pueden restringir su acceso si algún viajero se opone. Además, algunas normas como por ejemplo, el horario de acceso, pueden variar dependiendo de la comunidad autónoma.

AVE y Larga Distancia

También puedes viajar con un animal de compañía en los trenes AVE y Larga Distancia, sin embargo, en éstos las normas son algo más estrictas. Dentro de los animales permitidos se encuentran perros, gatos, hurones y aves que no pesen más de 10 kilos. Además, deben permanecer dentro de una jaula u otro tipo de habitáculo cerrado que permita su transporte y tener unas medidas que no superen los 60 x 35 x 35 centímetros. Otro de los requisitos necesarios para viajar con ellas es llevar los documentos necesarios que permitan comprobar que tu mascota está legalmente identificada, como es la cartilla sanitaria. Además, sólo se admite un animal por pasajero y, al contrario de lo que sucede en el metro o cercanías, hay que pagar un suplemento por mascota.

En general, el precio del billete para tu animal te costará el 25% del precio de la tarifa general del tren, si viajas en clase turista. Sin embargo, si lo haces en preferente, no tendrás que pagar ningún cargo adicional. En el caso de las plazas acostadas, sólo podrás llevar a tu mascota si cuentas con un departamento o cabina completa.

Si viajas en clase preferente el acceso de tu mascota es gratuito

Media Distancia y Avant

Si vas a viajar con tu mascota en un tren de Media Distancia o Avant, debes cumplir los mismos requisitos que en el caso anterior. Sin embargo, en estos trenes no podrás acogerte a ningún descuento sobre el suplemento del billete por tu mascota. Es decir, el precio que tendrás que pagar es el 25% de la tarifa general del tren. Sin embargo, esto no significa que tu mascota vaya a disponer de una plaza o un asiento propio, sino que la tendrás que acomodar en el mismo lugar en el que tú viajes.

Viajar con tu mascota en estos trenes cuesta el 25% del precio de un billete con tarifa general

Viajar con mascotas en autobús

En los autobuses urbanos e interurbanos sólo pueden viajar perros guía y aquellos animales domésticos pequeños que se puedan transportar en una jaula. Lo mismo ocurre con los autobuses que recorren largas distancias. Por lo general, en la mayoría de ellos está permitido llevar animales, sin embargo éstos deben viajar en jaulas y en la bodega del autobús. Antes de viajar con tu mascota en un vehículo de estas características conviene que te informes de las condiciones en las que irá, ya que en muchos casos pueden ser incómodas para ellos o estar mal climatizados.

Viajar con mascotas en avión

Si pretendes viajar con tu mascota en avión, lo primero que debes saber es que no todas las compañías lo permiten, y que cada una cuenta con sus propios requisitos. Sin embargo, hay algunas condiciones que son comunes a todas las aerolíneas. La más importante es que el animal esté debidamente identificado. Así, para viajar con tu mascota, sobre todo si tu destino está fuera de España, debes llevar su tarjeta identificativa, así como su pasaporte, u otros documentos adicionales, que pueden variar dependiendo del país al que te dirijas.

Si viajas con tu mascota fuera de España debes llevar su cartilla, pasaporte y otros documentos que varían dependiendo del país

En función de su tamaño, tu animal viajará en un lugar u otro del avión. Normalmente los pequeños, que no superan los 8 kilos, pueden hacerlo junto al resto del pasaje en cabina, mientras que los que exceden ese peso, deben ir en la bodega, aunque estas condiciones pueden variar según la compañía con la que viajes. Además, existen otras especies como las serpientes o las arañas, que tienen que viajar obligatoriamente en la bodega, independientemente del tamaño que tengan, e incluso hay compañías que pueden no permitir su acceso. El precio del billete de avión para tu mascota dependerá de varios factores como las propias tarifas de la aerolínea, el tipo de vuelo o el lugar en el que viaje, y puede oscilar entre los 20 y los 300 euros.

Si vas a viajar con tu mascota fuera de España, también puede resultarte de utilidad contratar un seguro de Viaje para Mascotas. Con él puedes cubrir desde los posibles daños que sufra tu animal durante el trayecto, como el robo, extravío o incluso el fallecimiento; hasta la estancia en una residencia, en caso de que no puedas encargarte de ella.

Los seguros de Viaje para Mascotas cubren los daños que pueda sufrir el animal durante el trayecto e incluso la estancia en una residencia

Asegura a tu mascota antes de viajar

Además de todas las condiciones que deben cumplir los animales para viajar en transporte público, en algunas comunidades como la de Madrid o el País Vasco es obligatorio que todos los perros cuenten con un seguro para Mascotas. Esta póliza debe tener al menos, la cobertura de responsabilidad civil, que cubra los daños tanto personales, como materiales que tu mascota pueda causar a un tercero.

En la Comunidad de Madrid y en el País Vasco es obligatorio que todos los perros estén asegurados

Además, independientemente de la comunidad en la que vivas, hay algunas razas de perro que deben contar obligatoriamente con un seguro. Son los llamados PPP, o Perros Potencialmente Peligrosos. Entre ellos se encuentran razas como el Pit Bull Terrier, el Rottweiler, el Dogo Argentino, o el American Staffodshire Terrier. Pero además, hay otras circunstancias en las que te puede ser de gran utilidad contar con un seguro de estas características. Por ejemplo, si tu perro se escapa y causa un accidente con un vehículo, o para cubrir los gastos veterinarios, en caso de que hayas contratado la asistencia veterinaria. En el comparador de seguros para Mascotas de Rastreator.com puedes encontrar una gran variedad de seguros para tus animales, a los mejores precios.

Marzo de 2016
SEGUROS PARA MASCOTAS

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Mascotas