¿Qué es la cobertura de robo en el seguro de Moto?

  • La cobertura de robo cubre los gastos de indemnización del asegurado en el caso de que su moto sea sustraída.
  • Se puede contratar tanto en un seguro a Todo Riesgo como en un Terceros Ampliado.

Son muchos los motivos que pueden llevar a una  persona a contratar un seguro de Moto que cubra su posible robo. Que sea nueva, duerma en la calle o que sea de un alto valor son sólo alguno de ellos. La cobertura de robo es una de las que contemplan todos los seguros a Todo Riesgo (con o sin franquicia) así como la mayoría de los de la modalidad de Terceros Ampliado.

¿Qué es la cobertura de robo?

Esta garantía se encarga de indemnizar al asegurado en el caso de que su moto sea sustraída. La cobertura de robo puede estar incluida en algunos seguros de Moto, aunque no es de contratación obligatoria. A pesar de esto, se trata de una de las coberturas más contratadas. Según el estudio Perspectiva del Consumidor del seguro de Moto realizado por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA) en 2014, 4 de cada 10 motos contaban con esta cobertura.

La misión principal de esta garantía es cubrir al propietario en el caso de sufrir la sustracción ilegítima de su vehículo, es decir, el robo, el hurto, o la apropiación indebida  de la moto asegurada por parte de un tercero. El seguro se podrá hacer responsable tanto si la sustracción que se ha producido es total, parcial, como si ha sido una tentativa de robo. Sin embargo, hay que prestar atención porque contar con esta cobertura no implica estar cubierto en todos los casos de robo,  sino que cada aseguradora especificará cuáles son sus condiciones.

Tipos de robo: total, parcial e intento de robo

Se entiende por robo total la sustracción completa del vehículo. En estos casos, la compañía suele actuar de la misma forma que si se tratara de un siniestro total e indemnizaría al asegurado por el precio del vehículo.

El robo parcial se refiere a los accesorios de la moto, tanto si son de serie (los que incluía la moto al comprarla) como si son equipamientos extra, es decir, que han sido añadidos después. Ahora, estos últimos, en la mayoría de los casos, sólo estarán cubiertos si así se especifica en el condicionado de la póliza.

El intento de robo se aplica cuando en un intento frustrado de robo se le han producido daños al vehículo asegurado.

Condiciones específicas de la cobertura de robo

Lo primero es dejar claro qué consideran las compañías un robo. La mayoría de las personas suele pensar que el robo es la desaparición del vehículo, independientemente de cómo y por qué se haya producido pero para las aseguradoras no es así.

Cuando se produce el siniestro, la compañía de seguros querrá conocer todos los detalles para confirmar que no se trata de un fraude por parte del asegurado y, por supuesto, que se dan todas las condiciones por las que tiene que hacerse cargo.

Diferencia entre robo y hurto

Hay algunas compañías que no cubren todos los tipos de sustracción del vehículo. Esto quiere decir que en algunos casos las aseguradoras pueden no hacerse responsables de la pérdida de la moto si ésta se ha producido por un hurto, y no por un robo. Esto, aunque pueda parecer lo mismo, no lo es. Robar significa sustraer con violencia o fuerza algo ajeno. Esto quiere decir que si un vehículo ha sido robado haciéndole un puente, sí entraría dentro de la categoría de robo y se haría cargo el seguro.

Por el contrario, si el robo de la moto se produce porque las llaves estaban puestas, el seguro lo considerará hurto o negligencia por parte del tomador, propietario o conductor, y muchas compañías podrían no hacerse cargo de la sustracción (dependerá de si cubre o no el hurto).

Robo de familiares

Además, la gran mayoría de las aseguradoras tampoco asumirán los gastos de la indemnización en caso de que el robo lo haya cometido un familiar  del propietario o del tomador, e incluso, algunas van más allá y añaden a los que convivan con él o sean sus asalariados.

Blindar tu moto frente a un robo

Proteger la moto contra los ladrones no sólo es posible con un seguro a Todo Riesgo. Aunque esta póliza cuenta con la cobertura de robo, también es posible contratarla dentro de un seguro a Terceros, ya que la mayoría de las aseguradoras la incluyen en sus seguros a Terceros Ampliado.

Seguro a Todo Riesgo con o sin franquicia

El seguro de Moto a Todo Riesgo es el más amplio del mercado. Aunque el las coberturas incluidas pueden variar de una compañía a otra, hay algunas que todas suelen ofrecer, como es la de robo. Esta cobertura garantiza al propietario que en caso del robo de la moto asegurada será la compañía la que responda  (de la manera que haya estipulado previamente) por su sustracción.  Las formas en las que se indemnizará así como la cuantía dependerán de cada compañía y vendrán estipuladas en el contrato de la póliza.

Contratar un seguro de estas características no suele ser barato. Por ese motivo, hay compañías que ofrecen la posibilidad de contratar una póliza de Moto a Todo Riesgo con franquicia.  La cobertura que se franquicia es la de daños propios, aunque también hay compañías que permiten hacerlo con otras como la de robo o la de incendio.

La diferencia entre una póliza con franquicia y una sin ella reside en el importe de la prima, que será menor en el segundo de los casos ya que el coste de la reparación o de la indemnización se asume entre el tomador y la aseguradora. Esto quiere decir que si, por ejemplo, el tomador contrata un seguro con una franquicia de 300 euros, en caso de robo, tendrá que correr con los gastos que se produzcan hasta alcanzar esa cantidad. Si la supera, será la aseguradora la que se haga cargo del resto de la cuantía a pagar.

Seguro a Terceros Ampliado

La cobertura de Robo no es exclusiva de los seguros a Todo Riesgo. Las pólizas a Terceros Ampliado también ofrecen esta garantía a los asegurados. Este producto incluye las coberturas básicas de un Terceros y otras adicionales como la de robo o la de incendio.

Además, este seguro también ofrece la opción de contratar otros paquetes de coberturas adicionales. Consiste en una solución muy útil para aquellos que no puedan asumir el precio de un seguro a Todo Riesgo, pero sí contar con algunas de sus garantías, excepto la de daños propios (exclusiva de los seguros a Todo Riesgo).

¿Cómo calcula el seguro la indemnización?

La cuantía de indemnización que dé cada aseguradora dependerá del valor que estipule que tiene la moto robada. Esto se valorará por la antigüedad del vehículo en el momento en que se produce el robo.  Este asunto es especialmente importante porque de ello dependerá que la indemnización sea mayor o menor y, en algunos casos, la diferencia puede ser bastante significativa.

Valor a nuevo

La indemnización será proporcional a la antigüedad que tenga el vehículo. De este modo, si la moto tiene menos de un año cuando la roban, lo más frecuente es que el seguro indemnice con el valor a nuevo de la moto. Esto significa que la aseguradora deberá pagar el mismo precio que tendría el mismo vehículo nuevo en el mercado.

Valor venal y valor de mercado

Sin embargo, esta clausula sólo suele aplicarse los primeros años  desde  la primera matriculación de la moto. A partir de entonces, lo más habitual es que se aplique el  valor venal (el que se obtendría al vender el vehículo justo antes de ser robado), o el  valor de mercado (el precio de compra del vehículo antes del siniestro).

¿Qué ocurre si se ha cobrado la indemnización y aparece la moto?

Que el seguro pague la indemnización por el vehículo robado y éste aparezca al cabo de un tiempo es una situación que se puede dar. En estos casos, este pago implica que el vehículo pasa a ser propiedad de la aseguradora, que normalmente ofrecerá al cliente la opción de recuperarlo previa devolución de la indemnización. Eso sí, tendrá que entregarlo en las mismas condiciones en las que se encontraba antes de producirse el robo.

Elegir un seguro de Moto con Rastreator

La moto es un vehículo que los ladrones pueden robar con relativa facilidad, sobre todo, las más pequeñas y ligeras. A pesar de evitarlo por todos los medios posibles, si un ladrón se propone robar un vehículo, es probable que lo consiga. Ante esta situación, lo mejor es contar con una cobertura en el seguro que minimice los daños. Si todavía no sabes qué seguro de moto elegir, Rastreator puede ayudarte. Sólo tienes que responder unas breves preguntas y rápidamente te mostrará las opciones que más se ajusten a lo que estás buscando.

 

Junio de 2015


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...