Cómo conducir seguro en moto en verano

  • Es importante llevar siempre el casco y la equipación adecuada que proteja al motorista en caso de caída
  • Planificar la ruta y evitar circular en las horas de más calor son otros aspectos que hay que tener en cuenta para conducir una moto en verano
  • Conviene revisar la presión de los neumáticos de manera periódica y antes de iniciar un viaje largo

Sin duda, la primavera y el verano son las épocas más propicias para sacar la moto a la calle. No obstante, la mayor afluencia de estos vehículos en las carreteras provoca un aumento de los accidentes. En concreto, durante los meses de julio y agosto de 2015 perdieron la vida 42 personas en motocicleta y 9 en ciclomotor. Unas cifras que aumentaron respecto a las del verano de 2014, en el que fallecieron 4 personas en ciclomotor y 37 en motocicleta, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Además, del total de 51 fallecidos (en motocicletas y ciclomotores) en 2015, 4 no llevaban puesto el casco. Y es que independientemente de la época del año que sea, es imprescindible ir bien protegido a la hora de subirse a una moto.

Conducir seguro en la moto

Las condiciones climatológicas influyen directamente en la seguridad de las carreteras. Algo que afecta mucho más en el caso de los motoristas. La lluvia es uno de los factores más peligrosos para ellos. Sin embargo, el calor excesivo también puede poner en riesgo a los conductores de este tipo de vehículos. De este modo, cada época del año requiere que se adopten una serie de precauciones que ayuden a mantenerse lo más protegido posible.

No olvidar el casco

Llevar el casco en la moto es obligatorio y no hacerlo implica una multa. Además, se trata de un elemento de seguridad que ayuda a reducir en gran medida el número de fallecidos en accidentes de moto. De este modo, da igual la estación del año que sea o de si hace frío o calor, este complemento no puede faltar. Existen muchos tipos de casco (integral, modular, jet…) por lo que para la época estival es posible elegir uno más cómodo y ligero, que cuente con un sistema de ventilación adecuado para evitar pasar demasiado calor. No obstante, es importante que esas características no le resten seguridad y siempre hay que fijarse en que esté homologado por la Comunidad Europea. Además, también es recomendable prestar atención a otros aspectos como que el casco no pese demasiado, o que la talla sea la adecuada para cada persona.

Es importante que el casco tenga un buen sistema de ventilación

Llevar la equipación adecuada

Además de la cabeza, también es importante que el resto del cuerpo esté correctamente protegido frente a posibles caídas. En verano es habitual ir vestido con menos prendas de ropa, y que éstas sean más ligeras, por lo que las caídas sobre el asfalto pueden tener consecuencias más graves si no se cuenta con la equipación adecuada. Si bien es cierto que usar las mismas prendas para la moto en verano que en invierno es poco práctico e incluso puede llegar a ser contraproducente pasar demasiado calor. Por ello, muchas de las chaquetas o pantalones de moteros están adaptados para usarse también en verano. Además, también existen complementos específicos para el verano como las chaquetas o los pantalones perforados (con ventilación) o guantes más finos que disminuyen la sensación de calor. Por último, también es importante llevar el calzado adecuado. Circular con chanclas o sandalias puede agravar considerablemente los daños sufridos en caso de caída. Lo más adecuado para circular en moto es utilizar botas, zapatillas o un calzado similar que proteja el pie de manera adecuada.

Existe equipación motera específica para utilizar en verano

Planificar la ruta y comprobar las condiciones climatológicas

El verano es la época de vacaciones por excelencia, por lo que los desplazamientos en esta época del año son mayores. Por ello, si se va a utilizar la moto en estas circunstancias, conviene planificar la ruta con antelación y comprobar el tráfico de cada vía para optar por la más óptima para la circulación. Además, el clima en ocasiones puede jugar malas pasadas. Aunque sea una época calurosa puede suceder que una tormenta de verano o una lluvia primaveral sorprenda a más de un motorista por la carretera. De esta forma, conviene no confiarse y comprobar las previsiones climatológicas antes de ponerse sobre 2 ruedas.

Equipaje bien colocado

En verano, muchos moteros aprovechan el buen tiempo para hacer rutas con su moto o ir de vacaciones con ella. En esos casos, en los que lo más habitual es llevar equipaje, es importante dedicar unos minutos a colocarlo correctamente sobre la moto, de manera que el peso esté repartido y el vehículo permanezca equilibrado. Para ello es posible utilizar maletas o baúles especiales que existen para motos. Además, en la medida en que sea posible, es conveniente evitar el exceso de equipaje. Cuanto más ligero se viaje, mejor será la estabilidad de la moto, la frenada y se reducirá el consumo de combustible.

El equipaje en la moto debe ir bien repartido para que la estabilidad del vehículo sea la correcta

Evitar viajar en las horas de más calor

Aunque conducir una moto en verano tiene sus ventajas, también puede llegar a ser incómodo e incluso resultar peligroso. Para que la conducción sea más segura en esta época del año, es conveniente evitar viajar en las horas de más calor, que suelen darse entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde. Además, es recomendable hacer paradas cada 2 horas aproximadamente, para descansar e hidratarse correctamente.

Protegerse del sol

Aunque es recomendable utilizar gafas de sol durante todo el año para evitar los deslumbramientos en la carretera, en verano, cuando el sol es mucho más intenso, es todavía más necesario. Conducir con una buena visibilidad es importante para todos y más aún si se circula en moto, debido a los riesgos que implica.

Revisar la moto antes de empezar el viaje

Aunque es algo que conviene hacer de manera periódica, es especialmente importante revisar determinados elementos de la moto en verano, cuando las temperaturas son más agresivas y pueden afectar a la seguridad del vehículo. Los neumáticos son uno de ellos. Conviene revisarlos al menos una vez al mes y antes de realizar un viaje largo. Además, en verano las altas temperaturas pueden influir en la presión. Para comprobarla debe hacerse en frío; es decir, antes de haber puesto el vehículo en marcha, o haber recorrido con él una larga distancia. Otro de los aspectos a los que conviene estar atento es la propia temperatura de la moto, ya que en verano el motor puede calentarse más de lo debido.

Es conveniente revisar la presión de los neumáticos de manera periódica y antes de iniciar un viaje largo

Siempre seguro

Al viajar en moto es imprescindible hacerlo correctamente protegido, sea la época del año que sea. Además de las precauciones que un motorista debe tomar al subirse a su vehículo, otra manera de protegerse es contar con el seguro apropiado. Prestaciones como la responsabilidad civil o la asistencia en carretera, que suelen estar incluidas en muchos seguros a Terceros, protegen y prestan asistencia al conductor en caso de que sufra un accidente. Pero además, los seguros a Todo Riesgo garantizan otro tipo de coberturas como los daños propios, o una indemnización en caso de robo o incendio.

En el comparador de seguros de Moto de Rastreator.com es posible encontrar en sólo unos minutos la póliza más apropiada para cada tipo de moto y de conductor, y ahorrar al máximo en su contratación.

Mayo 2016


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...