¿En qué debemos fijarnos a la hora de suscribir un seguro de moto?

En Rastreator, recomendamos fijarse en determinados aspectos clave en el momento de contratar un seguro de moto, aunque las coberturas que el sector asegurador ofrece en este tipo de pólizas están bastante estandarizadas.

Los elementos sobre los que uno debe fijarse tienen que ver con las características técnicas del vehículo y el perfil del conductor, determinantes para establecer el valor de la prima y la cobertura a la que se tiene, o no, derecho. Como veremos, la información relativa a estos aspectos debe quedar reflejada con total concreción en la póliza que acordemos. Pero antes de entrar de lleno en esta cuestión, queremos subrayar que los seguros de motos actuales, además de escasos, tan solo suelen incluir dos grandes coberturas, la de responsabilidad civil obligatoria y la de responsabilidad civil voluntaria, a las que deben agregarse las garantías adicionales que se consideran oportunas.

Las pólizas de responsabilidad civil obligatoria cubren la responsabilidad ante terceros pero no los daños sufridos en la moto ni en el conductor asegurado. Es una manera de garantizar el pago de las indemnizaciones que el conductor estaría obligado a afrontar como responsable de los daños físicos y materiales a otras personas. Si la moto tiene autorización para transportar a un pasajero, y así consta en la póliza, las lesiones que el acompañante pudiera sufrir en un siniestro estarían también cubiertas por este seguro. Desde que el 1 de enero de 2008 entrara en vigor la nueva Directiva UE, los límites de esta cobertura se han ampliado hasta 70 millones de euros para las lesiones a personas y hasta 15 millones para los daños materiales. Este cambio ha hecho que la póliza de responsabilidad civil voluntaria pierda sentido, ya que su objetivo es cubrir las posibles grandes indemnizaciones y daños que superen los límites de la cobertura de responsabilidad civil obligatoria pero sin los daños físicos ni materiales del conductor. Con estos nuevos límites, no parece necesario contratar este tipo de cobertura. Mejor invertir en garantías complementarias más útiles.

Entrando ya a valorar esos otros aspectos que no deben pasarse por alto, en Rastreator recomendamos repasar estos puntos antes de contratar un seguro de moto:

El conductor declarado en el seguro debe ser el conductor habitual de la moto.

Asegúrese de que la marca, el modelo y la versión de la moto que aparecen en la póliza son los correctos.

No todas las pólizas de seguro son iguales. Las opciones son variadas, al igual que los precios. Antes de contratar un seguro de moto, infórmese de las prestaciones y precios de cada compañía aseguradora y cada póliza. Compare y, sólo después, decida. Hágalo, por ejemplo, a través del comparador online de seguros Rastreator.

Potencia de la moto, edad del conductor y antigüedad del carné son los factores que hacen que la prima de un seguro de moto sea más o menos cara. A mayor cilindrada, menor edad y experiencia, el coste se dispara e incluso cabe la posibilidad de que las entidades se nieguen a asegurar al usuario.

El conductor de la moto es el menos protegido por el seguro a terceros ante un accidente. No se conforme con menos cobertura y contrate un seguro de moto que cubra la asistencia sanitaria y el pago de indemnizaciones por invalidez permanente y muerte con un capital mínimo de 150.000 euros.

Si ha sido rechazado por varias compañías para asegurar su moto, no se preocupe: hay solución. Póngase en contacto con el Consorcio de Compensación de Seguros. Las solicitudes se tramitan vía telefónica y recibirá un recibo de prima que tendrá que abonar en los 15 días siguientes.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...