Exclusiones en los seguros ciclomotor

La legislación vigente indica que todo vehículo que circule por calles y carreteras debe de estar asegurado como mínimo con cobertura de responsabilidad civil ante terceros, que a parte de los automóviles también alcanza a los ciclomotores. No sólo es necesario contratarlo inicialmente al comprar el vehículo sino también mantener vigente esta póliza de seguro mientras esté en circulación.

Existe bastante competencia en este rubro de seguros de ciclomotores y esto nos viene muy bien a los usuarios porque al realizar una comparativa de seguros –como nos puede facilitar Rastreator– podemos encontrar varias alternativas antes de decidirnos por la más conveniente. Ahora bien, todos los seguros de motos tienen sus puntos fuertes y puntos débiles y por ello debemos buscar bien y conseguir la mayor información posible para que al momento de firmar el contrato de póliza no nos llevemos sorpresas que nos jueguen en contra.

Ninguna empresa dedicada a este negocio quiere perder dinero y nosotros –como usuarios- tampoco, por lo que es fundamental estar enterado de todos los puntos que componen la póliza de seguro y sobre todo lo que se conoce como letra pequeña. Por lo general en estas cláusulas que están a la vista de quien va a contratar los seguros ciclomotor pero que muy pocas personas se toman el tiempo mínimo necesario para revisarlas, podemos encontrar lo que se conoce como excepciones a las coberturas o a las garantías.

Esta figura muy conocida por las compañías de seguros y que se encuentran dentro del contrato, son manejadas por éstas con mucha discreción con el cliente y tanto es así que varias veces se omite mencionarlas por la sencilla razón de que se dan por entendidas. Estas exclusiones generales se aplican a todas las coberturas de los seguros de ciclomotores ya sea por robo, incendio, responsabilidad civil y en varios casos hasta en los seguros de viajero.

Si vamos a la práctica, las exclusiones más comunes que se encuentran dentro del contrato de seguros para ciclomotores no son muchas pero todas ellas son importantes porque su desconocimiento puede llevarnos a que la compañía de seguros no nos abone lo que por derecho pensamos que habíamos adquirido al momento de firmar la póliza. Dentro de ellas, encontramos en primer lugar el hecho de circular sin tener el carné de conducir vigente y por más obvio que esto parezca, muchas personas no revisan el vencimiento del mismo y se encuentran con una sorpresa cuando lo necesitan.

Tampoco la compañía aseguradora va a cubrir con los seguros de ciclomotores los daños causados en un siniestro, ni propios ni ajenos, si el conductor está bajo los efectos de alcohol o drogas y en este caso no hay ningún tipo de atenuante para esta falta considerada grave. Otra de las excepciones a los seguros de ciclomotores aparece cuando una persona omite asistencia o socorro en un accidente que lo tiene como protagonista más allá de que por Ley está penada esta acción. De la misma forma que no cobraremos indemnización alguna si no cumplimos a rajatabla el Código de circulación. Finalmente, se considera como excepción y la compañía puede negarse a prestar cobertura si el siniestro se produce en la participación en carreras, o entrenamientos en circuitos que no sean de acceso público o como consecuencia de apuestas.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...