La tecnología se sube a la moto

Reducir la siniestralidad en la carretera es uno de los retos de la comunidad científica, que lleva tiempo aplicando nuevas tecnologías relacionadas con la seguridad en los procesos de fabricación de todo tipo de automóviles. Un colectivo especialmente vulnerable es el de los motoristas, sobre todo los usuarios de ciclomotores jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 20 años. Según las estadísticas, suponen el 64% de las víctimas y heridos graves en zonas urbanas.

La tecnología interviene en la prevención de accidentes en varios aspectos clave relacionados con el mantenimiento de la estabilidad de una moto, contribuir a ver (y ser visto) mejor, contrarrestar un golpe o una caída. Según responsables de la unidad se accidentología del INSIA (Instituto universitario de investigación del automóvil) si la pasada década se centró en la investigación del automóvil (y ahí están sus frutos: airbag, ABS, ESC entre otros muchos) la actual se centrará en la moto. Y los sistemas de seguridad inteligente van a tener un papel fundamental. En cualquier caso, no se parte de cero. En el mercado existen ya elementos de seguridad que conviene conocer a la hora de adquirir una moto y desde luego utilizarlos adecuadamente.

En materia de seguridad activa, es decir, la que ayuda a evitar un accidente, se han venido incorporando mejoras en materia de iluminación, motivación, estabilidad, sistema de cambios y neumáticos. Y actualmente se prueban novedosos sistemas basados en la comunicación entre vehículos y con las infraestructuras para advertir al conductor sobre situaciones peligrosas. Por ejemplo, para enviar señales de alarma acerca del tráfico transversal, las condiciones climatológicas o los obstáculos en la calzada.

La revolución electrónica de la motocicleta ha comenzado hace apenas dos años pero ya hay sistemas que aportan mucho en cuanto a la seguridad, si bien es cierto que ciertas prestaciones que debieran ser obligatorias (como el ABS) todavía no lo son. Sobre este particular, la UE trabaja para que las motos salgan de fábrica con ABS a partir de 2017. El Parlamento Europeo propone que se incluya incluso en las motocicletas más pequeñas. La utilidad del sistema de frenado es especialmente importante si tenemos en cuenta el tráfico diario de motocicletas en ciudad, donde es más fácil encontrarse con una mancha de aceite, una balsa de agua o un bache.

Disponer de tecnología al servicio de tu seguridad personal siempre que vayas sobre una moto es sin duda una buena noticia. En todo caso, los accidentes siempre están ahí y, llegado el caso, tu aseguradora y el seguro de moto que tengas contratada se convertirán en tu principal aliado. Comprueba tus opciones en Rastreator y decide bien.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...