Motorista senior: persona “”non grata””

Es un colectivo en continuo aumento que envejece con sus facultades físicas aceptables en la mayoría de los casos. Personas mayores que aún quieren disfrutar conduciendo sus vehículos. Por ejemplo, su moto. Sin embargo, no todas las aseguradoras los aceptan o bien lo hacen con limitaciones o pérdida de derechos en determinadas coberturas. Bajo la denominación de “motorista senior” nos estamos refiriendo a personas que sobrepasan la barrera de edad que las compañías aseguradoras delimitan como edad crítica, en unos casos los 60 años, en otros los 70.

El problema no radica en la exposición a riesgos…

Se podría pensar que el problema radica en que a medida que una persona se hace mayor, las facultades físicas disminuyen y las reacciones al volante son más lentas. Por decirlo de alguna manera, ante una situación imprevista o de emergencia puede tener un mayor riesgo a no poder controlar la situación. No obstante, es un hecho constatado que las personas mayores, por la inseguridad que le genera la pérdida de facultades, conducen más despacio, y por lo tanto, están expuestas a menos riesgos. Este no es el problema. Tampoco la frecuencia con que conducen. El número de kilómetros anuales que hacen están por debajo de la media con respecto a escalas de población más joven.

…sino en las indemnizaciones a pagar

El problema radica en las indemnizaciones por daños físicos. Una persona mayor, ante un accidente, es más propensa a sufrir una secuela, invalidez o incluso la muerte. Por ejemplo, ante un traumatismo es más probable que no supere la crisis que una persona joven, porque seguramente al problema del accidente se sume a otros que pueda acarrear. No es lo mismo operar de urgencia por traumatismo craneoencefálico a una persona joven y deportista, que una persona mayor que ya acarrea otros problemas de salud (por ejemplo, coronarios, diabetes, etc). Así mismo, si se supera el traumatismo, es más probable que quede con mayores secuelas, y la rehabilitación es más costosa.

Las compañías aseguradoras son conscientes de tal hecho, y “”limitan”” determinadas indemnizaciones o incluso excluyen a clientes a partir de cierta edad. Es vox populi que todo el mundo sabe que los conductores jóvenes menores de 25 años, o aquellos que tienen menos de dos años de experiencia de carné de conducir, son excluidos por la gran mayoría de las compañías. Lo que no es tan conocido es que los “”seniors”” en determinadas compañías tampoco son bienvenidos.

Desde Rastreator te aconsejamos que tengas al día tu seguro de moto para evitar cualquier incidencia.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...