Seguridad en la moto

  • Pinturas antideslizantes o la sustitución de los antiguos guardarraíles son algunas medidas de seguridad exigidas por los motoristas.
  • El casco es uno de los elementos de protección que más vidas salvas y no llevarlo lleva aparejada una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carné.

Conducir una moto tiene muchas ventajas, pero también muchos riesgos. La carretera es un riesgo para los conductores y ocupantes de todo tipo de vehículos, pero sobre todo para los motoristas. Este colectivo se expone a un gran peligro cada vez que sale a carretera, más aún si lo hace por vías que están mal asfaltadas, tienen baches, pinturas deslizantes o están equipadas con guardarraíles.

Los motoristas son más sensibles a sufrir un accidente ya que pueden ser golpeados por cualquier otro vehículo y salir despedidos o perder el control de la moto con más facilidad. Además, corren el riesgo incluso de sufrir amputaciones o llegar a perder la vida en el caso de tener un accidente y chocar con uno de los temidos quitamiedos.

Los amantes de las 2 ruedas piden más medidas de seguridad como, por ejemplo, la sustitución de los guardarraíles más antiguos por sistemas de protección pasiva que cumplan la normativa europea de seguridad. Muestra de ello es el número de peticiones de este tipo que hay registradas en webs como change.org. Bien es cierto que en muchas ocasiones estos sistemas se han sustituido por otros menos dañinos pero todavía existen zonas en las que siguen estando los más viejos.

Pero a la hora de velar por su seguridad, el motorista no sólo debe fijarse en factores externos a él como pueden ser los elementos o condiciones que se encuentre en la vía. También tiene que prestar atención a otros que están al alcance de su mano y tomar medidas que hagan más seguros sus viajes sobre la moto y contribuyan a reducir los riesgos de tener un accidente o minimizar los daños en caso de sufrirlo.

Equipamiento motero que salva vidas

Si de algo tienen que ser conscientes los motoristas es de que para conducir una moto no se debe ir vestido de cualquier manera. Las consecuencias de cualquier caída o impacto pueden ser de una gravedad extrema ya que el motorista entraría directamente en contacto con el asfalto.

Uso del casco homologado

El uso del casco no es que sea recomendable, es que es obligatorio tanto para los conductores como para los pasajeros de “vehículos a motor y ciclomotores en los desplazamientos por vías urbanas, interurbanas y travesías”, tal y como refleja la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. No llevar el casco está multado con 200 euros y con la pérdida de 3 puntos del carné de conducir. Además, el artículo 84 de la citada ley advierte que no hacer uso del casco de protección es motivo de inmovilización del vehículo. Pese a esto, la no utilización del casco es una de las infracciones más cometidas por los motoristas, tal y como ha indicado en más de una ocasión la Dirección General de Tráfico (DGT).

Pero más allá de las sanciones o del riesgo de inmovilización del vehículo, el principal motivo que lleve a los motoristas al uso de este elemento de seguridad es la protección de su propia vida. Sufrir un accidente mientras se lleva puesto el casco reduce el riesgo de muerte por un golpe en la cabeza y disminuye el riesgo de lesión cerebral.

Uso de monos o chaquetas y pantalones apropiados

Los motoristas deben circular con la ropa adecuada: que sea cómoda, no reduzca su movilidad y que minimice los daños físicos en caso de accidente. Estos conductores, para estar lo más seguros posibles, no deben conducir en bermudas, camiseta de manga corta o sandalias. La vestimenta más adecuada son los monos o las chaquetas y los pantalones diseñados para ellos, que los hay tanto para verano como para invierno. Esta vestimenta protege a los motoristas de quemaduras o cualquier otro daño que puedan sufrir como consecuencia de entrar en contacto con el asfalto.

Chaquetas y chalecos con airbag

Para una mayor protección, los motoristas tienen la posibilidad de conducir con una chaqueta o un chaleco que lleva incorporado un airbag, similar al que se encuentra en los coches. Con este elemento de seguridad las partes del cuerpo más delicadas de los conductores como la columna vertebral, las cervicales o el pecho quedan protegidas en el caso de ser golpeadas.

Chalecos reflectantes

Pero los motoristas no sólo tienen que tomar las medidas necesarias para evitar sufrir un accidente o para aminorar el daño en caso de que éste ocurra, también es necesario que se preocupen por ser vistos por el resto de conductores.

En España es obligatorio que los vehículos lleven en su interior un chaleco reflectante que tienen que ser llevados por los conductores cuando se vean obligados a salir del interior, ya sea de día o de noche. Pero a excepción de los ciclistas, que están obligados por ley a “llevar colocada alguna prenda reflectante si circulan por vía interurbana” siempre que “sea obligatorio el uso de alumbrado”, los motoristas no están sujetos a esta norma. Que estén exentos de ir con una de estas prendas no significa que no sea altamente recomendable ya que de esta manera facilitan ser vistos por el resto de conductores a una distancia de unos 150 metros.

Uso de guantes

Al igual que un accidente puede hacer que un motorista sufra daños graves en zonas como el pecho, las cervicales o las piernas también pueden verse afectadas sus manos. Por eso, junto con el casco y la ropa apropiada también es esencial que el conductor vaya equipado con unos guantes específicos que protejan los nudillos o las falanges.

Conducción segura

Pero, de poco sirve que el motorista lleve una equipación adecuada y que los elementos de seguridad de la carretera sean los apropiados si luego éste no conduce de una manera segura. Por eso, a la hora de circular, ya sea por vía urbana o interurbana, el usuario tiene que extremar la seguridad. Para ello tiene que:

  • Respetar las normas de circulación.
  • No conducir en zigzag entre el resto de vehículos para evitar ser golpeados.
  • Circular a poca velocidad entre vehículos parados.
  • Frenar utilizando los 2 frenos como medida compensatoria ya que el delantero frena más que el trasero.
  • Detenerse a un lado en los semáforos o cruces y no hacerlo en mitad del carril.

Un seguro de Moto adaptado al perfil de cada motorista

Pero antes de preocuparse por las medidas y los elementos de seguridad, todo motorista tiene que contratar un seguro de Moto, requisito exigido por la legislación vigente. Sin una póliza en vigor el vehículo tiene prohibida la circulación e incumplir esta norma conlleva muchos riesgos.

Existen multitud de seguros de Moto pero no todos son los que más se adaptan al perfil de cada conductor. Por eso, una de las maneras más fáciles y rápidas de encontrar el producto que más va a satisfacer tus necesidades es comparar precios y coberturas en buscadores como Rastreator.com. Así, en apenas unos minutos tendrás una amplia variedad de seguros entre los que elegir el que más te conviene.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...