Voy a vender mi moto

Es de sobra conocido que si queremos obtener un mejor precio de venta por nuestra motocicleta la mejor opción es venderla directamente, porque entregándola a cambio de una nueva nos harán una tasación menos favorable, salvo casos puntuales con ofertas de la marca sobre modelos concretos en ciertos períodos.

Para ello, lo clásico es recurrir a la inserción de uno o varios anuncios de venta en cualquiera de los cientos de canales que existen para ello, pero cuidado, existen algunos casos que a pesar de parece surrealistas, han ocurrido, como por ejemplo, aquellos en que el posible comprador se ha subido en tu moto para darse una vuelta de prueba y no ha regresado nunca jamás porque a la vuelta de la esquina le estaban esperando sus cómplices con una furgoneta.

Para evitar un disgusto de este calibre, lo que deberás hacer a la hora de concertar una cita con el comprador que te haya contactado es poner algunas condiciones y guardar algunas precauciones de rigor, como pedirle su DNI y su permiso de conducir mientras dure la prueba, así como hacerte cargo de las llaves de su coche después de cerciorarte de que se bajó de ese vehículo y de que las llaves se corresponden. También deberás concretar el trayecto de prueba que realizará y que en todo momento tu moto esté a la vista, que ese recorrido se haga en espacios abiertos -el aparcamiento de un centro comercial fuera de horas punta es ideal para ello- y que sea a plena luz del día y haya movimiento de gente. Si te acompaña un amigo con su coche, mucho mejor.

No dejes nada al azar ni te salgas de tu hoja de ruta, y a la mínima sospecha no dudes ni un instante en suspender la cita para pruebas impidiendo rotundamente que el posible comprador se suba a tu moto.

No sufras y que no te de corte comportarte así, porque alguien que de verdad tiene intención de comprarte la moto entenderá como son estas cosas por más que le parezca exagerado las condiciones que le pongas.

Y si todo sale bien y quedas satisfecho porque al final consigas vender tu moto a buen precio, recuerda que puedes conservar tu seguro de moto para una nueva compra, y si no, siempre puedes contratar una póliza a través de internet usando un buen comparador de seguros como Rastreator.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...